Métodos gerenciales para evaluar el desempeño de un empleado

Escrito por Louise Balle | Traducido por Pau Epel

Si eres propietario de un nuevo negocio y deseas contratar empleados, las evaluaciones periódicas pueden mantener a tus trabajadores en línea con las metas de la compañía. Los profesionales en administración tienen diversas formas para evaluar a los empleados, pero estos métodos dependen de las preferencias de cada gerente, la cultura de la oficina y cuestiones específicas de tus empleados. Por ejemplo, si tienes una crisis de ventas, es apropiado un método de evaluación que implique comentarios de clientes previos.

Método de incidente crítico

Una opción para elaborar evaluación de empleados es el método de incidente crítico. Un tasador, o parte neutral, guarda un registro de todos los incidentes del negocio que ocurren durante un periodo determinado. Por ejemplo, una llamada de un cliente difícil podría grabarse por el tasador para documentar cómo maneja la situación el empleado. A partir de las cuentas o registros del tasador, un empleado es evaluado. Este método de supervisión ayuda a eliminar los desacuerdos acerca de lo que en realidad ocurrió, pero una de sus mayores desventajas es que los empleados pueden no responder bien ante la constante supervisión.

Retroalimentación de 360 grados

También puedes evaluar a tus empleados usando el método de evaluación de 360 grados. En este método, un empleado recibe retroalimentación no sólo del dueño de la empresa sino de sus colegas, clientes, vendedores y otros relacionados. Como esta retroalimentación viene de múltiples fuentes, el empleado puede sentir que es una evaluación justa. Bellcore, una compañía de investigación que ha implementado este sistema con su programa de Administración Individual de Efectividad, encontró que resultó en mejores relaciones laborales, y mayor comunicación y productividad. Una desventaja de este método es que requiere demasiada información y el contacto con otras partes antes de la revisión del empleado.

Lista de chequeo balanceada

Puedes usar una lista de chequeo balanceada como alternativa para realizar evaluaciones de personal. Alguien familiar con el trabajo realizado por el empleado crea una lista de afirmaciones, en forma de preguntas, describiendo los deberes del empleado. Por ejemplo, para un profesional en ventas podrías preguntar ¿Intenta vender productos o servicios adicionales al cliente?; escribe o asigna un puntaje de 1 a 5 para cada pregunta. La calificación de las respuestas puede ser engañosa, ya que una pregunta respecto a si un empleado vende u ofrece más productos puede tener un puntaje de 2, comparada a si el empleado conoce a fondo los productos de la compañía, que puede tener un puntaje de 5. Una de las desventajas de este método es que puede ser difícil formar preguntas apropiadas y determinar cuáles tienen un mayor peso comparadas con otras.

Créditos de las fotos

  • Comstock/Comstock/Getty Images