Mi Mac no me deja escribir en un disco externo

Escrito por Ellis Davidson | Traducido por María Marcela Mennucci

Hay muchas razones por las cuales una Macintosh podría no escribir en un disco externo. Algunas resoluciones te ayudarán a determinar la causa del problema y permitirte resolverlo en la mayoría de los casos. Pero en otros, el disco externo podría no permitir escritura.

Revisa los cables

Un cable desalineado o que funciona mal podría ser la causa del problema, especialmente si también tienes errores al intentar leer un disco externo. Desconecta el disco haciendo clic en el botón de extracción al lado del nombre del disco en una ventana de búsqueda. Desconecta el cable completamente, luego reconéctalo primero en el disco, luego en el puerto USB, Firewire o Thunderbolt de la Macintosh. Si esto no funciona, cambia el cable por otro, si tienes uno disponible.

Determina el espacio libre

La razón más simple por la cual no podrías escribir en un disco rígido es porque está lleno. Haz un clic en el disco en el Buscador, luego elige "Obtener información" del menú "Archivo". Revísalo para asegurarte de que hay espacio luego de la etiqueta "Disponible:" en la sección General de Obtener información. También revisa el tamaño de lo que estás intentando poner en tu disco. Aún si tienes espacio en el disco, si el archivo que quieres guardar es más grande que el espacio disponible, no podrás guardarlo en el disco rígido.

Revisar el formateo del disco

Abre el programa de Utilidad del Disco en tu carpeta /Applicaciones/Utilidades. Haz clic en el disco en la lista de discos en el lado izquierdo de la ventana. Luego revisa la parte inferior de la ventana buscando la entrada "Esquema del mapa de partición". Mac OS X no puede escribir en discos que están formateados usando particiones NTFS, un formato común usado por las computadoras Windows. Hay muchos métodos para habilitar esta capacidad, pero requieren gastos o experiencia técnica; es más fácil copiar todos los archivos del disco formateado NTFS, reformatéalo para usarlo en Macintosh y luego vuelve a copiar los archivos.

Prueba la reparación del disco

La Utilidad de Disco puede intentar verificar o reparar un disco que no puede ser escrito, aunque si el disco sigue sin poder escribirse a ese programa, no podrás realizar reparaciones. También puedes intentar copiar los archivos del disco y luego reformatearlo para ver si puedes arreglarlo de esa manera. Sin embargo, si ves múltiples errores en el disco usando la revisión de Utilidad de Disco, es más seguro retirar el disco y remplazarlo por otro; un problema con el hardware no puede ser solucionado permanentemente con un reformateo.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Photos.com/Getty Images