Los variados roles de una maestra de jardín de niños

Escrito por Barbara Bean-Mellinger | Traducido por Guido Grimann
La maestra de jardín de niños asume distintas funciones mientras ayuda a los niños a tener una primera experiencia escolar exitosa.

La maestra de jardín de niños asume distintas funciones mientras ayuda a los niños a tener una primera experiencia escolar exitosa.

Una maestra de jardín de niños tiene muchas funciones. Como maestra primaria de un niño durante la mayor parte de su jornada escolar, lo ve desarrollar muchas actividades y experimentar distintos estados de ánimo. Para que todo funcione bien, debe ser capaz de actuar y reaccionar en una variedad de roles según se necesite.

Organizadora

Antes de que una maestra pueda enseñar a la clase, debe organizar qué, dónde, cuándo y cómo enseñará cada asignatura. Planifica todas las lecciones y organiza la programación de cada día. Puesto que el jardín de niños involucra mucho aprendizaje con las manos, la maestra diseña estaciones dentro de la clase en las que los niños pueden aprender distintas habilidades. Ella decide qué suministros necesita y organiza el aula, desde la disposición de las mesas hasta lo que se coloca en las pizarras de boletines y paredes.

Instructora

El trabajo principal de la maestra de jardín de niños es enseñar a su clase las habilidades que necesita, no sólo para un año escolar exitoso, sino también para prepararse para el primer grado y más allá. Ella decide cuándo enseñar a toda la clase y cuál debe ser el momento de trabajar con grupos reducidos. Debe ser consciente de los diferentes estilos de aprendizaje y tratar de llegar a cada uno de los estudiantes de la forma en que aprenda mejor. Parte de su papel como instructora es ayudar a los estudiantes a practicar sus habilidades y evaluar lo que han aprendido.

Disciplinadora

Una de las habilidades que los estudiantes de jardín de niños que deben aprender es cómo llevarse bien con los demás. El maestro determina las reglas que su clase seguirá y es responsable de mantener el orden en la sala, para que el aprendizaje puede tener lugar. Ella decide de antemano lo que se les dará a los alumnos como recompensas, así como las consecuencias de mantener o romper las reglas.

Tutora privada

A veces los estudiantes requieren de una ayuda extra más allá de la instrucción de clase y de la práctica. La maestra debe discernir cuáles son los estudiantes que necesitan ayuda individual en cada lección y establecer el tiempo que cada uno necesita de forma adecuada.

Consejera

El jardín de niños es un año de ajuste. Incluso los estudiantes que han asistido al preescolar reconocen que es diferente. A menudo se desarrolla en una escuela nueva, con compañeros diferentes y una jornada más extensa. Las expectativas son más altas. La inmadurez de los niños, combinada con un aumento de las responsabilidades, puede provocar problemas cada día. La maestra debe ser capaz de aliviar susceptibilidades dañadas, lágrimas y tristezas, muchas veces además las de los padres, quienes también están preocupados por sus hijos.

Enfermeda

La exuberancia de los niños de cinco y seis años conduce con facilidad a lesiones, tanto en el aula como en los espacios de juego. Las maestras deben saber en qué momento un abrazo y una palabra de aliento pueden aliviar el dolor, y cuándo es necesaria una visita al consultorio médico de la escuela.

Animadora

Los niños del jardín de infantes pueden mostrarse tanto emocionados como dubitativos en su aprendizaje. Además de la enseñanza de nuevas habilidades, la maestra debe brindar el apoyo necesario para que los niño se prueben, alentándolos durante todo el recorrido. Los niños notan la confianza que los adultos tienen sobre ellos, y la actitud "tú puedes hacerlo" que la maestra brinde, les enseña que en efecto pueden.

Nexo

La maestra de jardín de niños es el nexo entre otros adultos en la escuela, como los profesores especiales de arte, música y educación física, así como los trabajadores de la cafetería y el personal administrativo. Ella también debe comunicarse estrechamente con los padres de cada niño. Las investigaciones han demostrado que cuanto mayor es la participación de los padres en la educación de sus hijos, más éxito tienen los niños. El jardín de niños es un período de adaptación para los padres también, y mantenerlos informados los ayuda tanto a ellos como a los niños.

Créditos de las fotos

  • Stockbyte/Stockbyte/Getty Images