Los secretos de la venta de productos promocionales

Escrito por Carol Deeb | Traducido por Azul Benito

Los productos promocionales son objetos impresos que los negocios de la mayoría de las industrias utilizan como herramientas de marketing. Las compañías colocan sus logotipos e información de contacto en los productos que regalan a los clientes y potenciales clientes o venden en sus tiendas. Los distribuidores de productos promocionales le compran mercaderías a los proveedores mayoristas y obtienen ganancias del sobreprecio de la venta al por menor que pagan sus clientes. Con más de 850.000 objetos disponibles para imprimir, grabar, bordar y estampar en caliente, las ventas de productos promocionales alcanzaron US$18.5 miles de millones en 2011, según lo informado por el Instituto Especializado en Publicidad.

Únete a una asociación de comercio

Un aspecto importante de la venta de productos promocionales consiste en encontrar los proveedores correctos que vendan a un precio adecuado los objetos que tus clientes desean. Las asociaciones de comercio populares, como SAGE, ASI y PPAI, tienen una lista de los vendedores, sus productos, precios, información de contacto y, a veces, la calificación de otros distribuidores. Puedes comprar planes que incluyen un sitio web con la dirección de tu compañía, lo cual le permite a los clientes buscar productos, y una función para que crees presentaciones de presupuestos. Presupuesta las cuotas de la asociación, que pueden ser de algunos cientos de dólares hasta más de US$1.000 anuales, en tu plan de negocios para ayudar a aumentar las ventas.

Aplica para un crédito comercial

Un secreto de la venta de productos de promocionales es no pagar tus objetos hasta después de que tu cliente te haya pagado. Muchos proveedores le ofrecen créditos comerciales a los distribuidores automáticamente, por medio de la aplicación o luego del pago anticipado de una cierta cantidad de órdenes. Antes de elegir un vendedor, pregunta los requisitos de los términos "Net 30", que te dan 30 días para pagar tu factura. Date tiempo para aplicar a estos términos antes de realizar tu primera orden. El flujo de dinero de un negocio pequeño es vital para las operaciones y el marketing. Si gastas todos tus fondos líquidos mientras esperas que los clientes paguen sus facturas, puedes estrangular a tu compañía y esto puede evitar que alcances tus objetivos de ventas.

Promociona las temporadas venideras

Para estar un paso más adelante que la competencia, promociona con anticipación las temporadas venideras. Prepara folletos, correos electrónicos y postales para promocionar las celebraciones de la temporada, como casamientos, días de campo de verano, Noche de Brujas, Navidad, Día de San Valentín y el cuatro de julio. Los equipos juveniles de deportes tales como fútbol americano, fútbol y béisbol pueden ser clientes rentables, con una demanda de camisetas, sombreros y uniformes. Las escuelas tienen celebraciones de temporada, como los banquetes de premios. Comienza tus campañas aproximadamente tres meses antes de comience la temporada, con más anticipación para las festividades populares. Por ejemplo, distribuye catálogos de canastas navideñas corporativas en el verano.

Especialízate

Con tantos productos para mostrarle a tus clientes, es difícil elegir cuáles incluir en las presentaciones. Si ofreces una amplia variedad, tus contactos pueden abrumarse a la hora de tomar decisiones. Enfócate en un producto o una línea de productos que tenga un amplio margen de ganancias. Aprende todos los aspectos de los productos, incluyendo su mercado objetivo. Una vez que tengas vendedores confiables para realizar las ordenes, pasarás menos tiempo ocupándote de asuntos de producción y más tiempo vendiendo. Dependiendo de la industria, los objetos impresos más populares son las camisetas, los bolígrafos, las tazas, las calcomanías para los parachoques, los imanes y los llaveros.

Créditos de las fotos

  • George Doyle/Stockbyte/Getty Images