Los salarios de enfermeras ADN vs. BSN

Escrito por Nathalie Gosset | Traducido por Daniel Cardona
Las enfermeras con una licenciatura en la disciplina tienen más oportunidades de promoción profesional que las que tienen un grado de asociado.

Las enfermeras con una licenciatura en la disciplina tienen más oportunidades de promoción profesional que las que tienen un grado de asociado.

Los baby boomers incluyen ahora un número creciente de personas mayores, y esta tendencia ha llenado progresivamente los hospitales y consultorios médicos con los pacientes que sufren de enfermedades relacionadas con la edad. Aunque 2.7 millones de enfermeras trabajan en los Estados Unidos, el mayor grupo de profesionales de la industria del cuidado de la salud, según la Oficina de Estadísticas Laborales, los centros médicos necesitan más enfermeras para responder a esta afluencia, y están ofreciendo compensaciones generosas para atraer candidatos.

Alta demanda de ADN y BSN

La alta demanda de talento de enfermería, que se espera que crezca un 26 por ciento entre 2010 y 2020, según un pronóstico de la Oficina de Estadísticas Laborales, se debe no sólo a una población de pacientes cada vez mayor, sino también a la partida de un gran número de enfermeras que llegan a la edad de jubilación. La edad promedio de una enfermera registrada era de 47 en 2004, y menos del 12 por ciento del personal de enfermería tenía 34 años o menos, según el American Association of Critical Care Nurses Advanced Critical Care Journal. La escasez de profesores de la escuela de enfermería se ha limitado el número de enfermeras que se gradúan cada año, lo que agrava aún más el problema. Los hospitales experimentan hoy una tasa de desocupación del 16 por ciento en los puestos de enfermería.

Los salarios de nivel de entrada

Con un grupo limitado de enfermeras capacitadas, los empleadores invitarán enfermeros recién graduados a unirse a su personal independientemente de si han ganado un título de licenciatura de cuatro años en enfermería, denominado BSN, o un grado asociado de dos años en la enfermería, llamado ADN. De hecho, los médicos generalmente contratan a los nuevos graduados de enfermera con un BSN o un ADN en el mismo ingreso de nivel de entrada, explica el Carolinas College of Health Sciences. Los salarios de los primeros años tienen una amplia propagación, sin embargo, se ven afectados por una variedad de factores, incluyendo la ubicación geográfica y el tipo de instalación. A partir de 2012, los salarios iniciales para las enfermeras registradas pueden variar desde US$28.000 a US$50.000, de acuerdo con RegisteredNurseRN.com, una organización en línea que recopila información sobre carreras y educación para las enfermeras.

Salarios de enfermeras con experiencia

Un grado de BSN aumenta el salario de una enfermera más rápido que una educación ADN como la experiencia acumulada. El 2010 U.S. Department of Health and Human Services informó sobre los documentos de población de enfermeras que las BSN ganaban US$66.316 de ingresos anuales en promedio, a partir de 2008, en contraste con US$60.890 para las enfermeras ADN. Un grado de BSN abre las puertas a puestos de dirección, así como a la especialización clínica con compensaciones más altas y la licenciatura es un requisito previo para ejecutar programas de posgrado. Una enfermera con un grado de maestría o doctorado en enfermería ganó US$87.363 en promedio por año en 2008.

Beneficios financieros adicionales

Los empleadores compiten por la atención del nuevo ADN y los graduados de enfermería BSN, y endulzan sus ofertas con ventajas financieras adicionales para alentar a las enfermeras a que no sólo se unan a sus filas de compensación, sino que también sigan siendo leales a su empresa. La organización Nurses for a Healthier Tomorrow informa primas de hasta US$14.000. Los graduados ADN interesados ​​en obtener un BSN a menudo pueden recibir ayuda de matrícula de los empleadores. Las BSN que buscan títulos de posgrado en enfermería también reciben apoyo financiero para lograr este objetivo. La indemnización suplementaria en forma de bonificación o pago de horas extras promedió 3.4 por ciento del salario regular de una enfermera en 2007, según la Bureau of Labor Statistics.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Photos.com/Getty Images