Los pros y los contras del empleo temporal

Escrito por Helen Akers | Traducido por Enrique Pereira Vivas
Los trabajadores temporales pueden tomar puestos de trabajo técnicos, administrativos, de construcción y de servicios al cliente.

Los trabajadores temporales pueden tomar puestos de trabajo técnicos, administrativos, de construcción y de servicios al cliente.

Para algunos, el empleo temporal es una forma de pagar los gastos de subsistencia durante la búsqueda de un "mejor" trabajo. Otros consideran al trabajo temporal como un ingreso adicional o una manera de lograr la libertad de una jornada completa de trabajo tradicional. En julio de 2012, la industria de servicios temporales ganó 14.000 puestos de trabajo, de acuerdo con la Oficina de Estadísticas Laborales de EE.UU. o BLS (por sus siglas en inglés). Las agencias de empleo son una forma común de obtener acceso a un trabajo temporal. Los trabajos pueden durar unos pocos días, semanas o meses. Algunos puestos son tareas temporales donde el empresario "pone a prueba" al empleado. El empleador decide entonces si el empleado cumple con las necesidades permanentes de la empresa.

Pro: desarrollo de habilidades

Si no estás seguro acerca de tus intereses y objetivos profesionales, el trabajo temporal puede ayudarte a tomar una decisión. Las asignaciones temporales te dan la flexibilidad y la exposición a diferentes tipos de puestos de trabajo, una forma de desarrollar nuevas habilidades. De acuerdo con una investigación de la BLS, el 66 por ciento de los trabajadores temporales adquieren nuevas habilidades mientras trabajan. Obtener nuevas habilidades y experiencias puede aumentar tus oportunidades para una nueva carrera o para las posiciones de tiempo completo. Los trabajadores temporales también pueden tomar ventaja de las oportunidades de establecer contactos en las empresas para las cuales trabajan "temporalmente".

Pro: flexibilidad

La flexibilidad es una de las ventajas del trabajo temporal. Si no te gusta una asignación de trabajo, puedes elegir una diferente una vez que hayas terminado. El trabajo temporal no tiene el mismo nivel de compromiso que un trabajo de tiempo completo. Es mucho más fácil cambiar de posición y elegir la cantidad que deseas trabajar. Las empresas de trabajo temporal suelen decirte acerca de las posiciones disponibles que coinciden con tus habilidades e intereses. La decisión de entrevistarte para la asignación de un trabajo depende de ti.

En contra: la falta de seguridad

El empleo temporal carece de seguridad laboral a largo plazo. El número de trabajos disponibles y tarifas de pago puede fluctuar. Esto hace que sea difícil planificar los gastos o adherirse a un presupuesto. La falta de seguridad también significa que puede que tengas que tomar trabajos que no te gustan. Con el fin de pagar las cuentas, puede que te encuentres tomando las asignaciones que no se relacionan con las metas de tu carrera. Las empresas pueden ver a los empleados temporales como desechables. Puede que los supervisores no te proporcionen la información que necesitas para mejorar tu rendimiento.

En contra: beneficios limitados

Algunas agencias de empleo ofrecen beneficios a los trabajadores regulares temporales, pero los beneficios pueden no ser tan amplios como los que ofrece un empleador permanente. Según la BLS, la mayoría de los trabajadores temporales no recibe seguro médico, vacaciones pagadas, prestaciones o un plan de jubilación. El costo de adquirir un seguro médico por tu cuenta puede ser un problema, ya que hay una falta de un sueldo fijo y predecible. Los trabajadores temporales que no reciben pago de vacaciones deberán compensar cualquier tiempo fuera prolongado.

Créditos de las fotos

  • NA/Photos.com/Getty Images