Los principales objetivos y estrategias de la industria manufacturera

Escrito por Wanda Thibodeaux | Traducido por Tere Colín
Algunos trabajos de fabricación pueden ser peligrosos y requerir normas estrictas de seguridad.

Algunos trabajos de fabricación pueden ser peligrosos y requerir normas estrictas de seguridad.

Los fabricantes producen toneladas de productos cada día, todo lo cual afecta a los consumidores indirecta o directamente. Al igual que cualquier otra industria, la industria manufacturera tiene objetivos específicos y las estrategias correspondientes diseñadas para mejorar la rentabilidad de una empresa. Estas estrategias se refieren a la calidad, seguridad, selección de proveedores, identificación y resolución de problemas, así como a la eficiencia y a los costos.

Calidad

Cuando los fabricantes no producen un producto de alta calidad, los clientes pueden comenzar a perder la fe en el producto y a dejar de comprarlo. Incluso si una empresa hace un excelente trabajo de selección entre productos de baja y buena calidad, los productos de mala calidad significan una pérdida para la empresa, ya que no los podrá vender. Por estas razones, un objetivo de la fabricación es la reducción de defectos y el mantenimiento de altos estándares de los productos. Las estrategias pueden incluir la revisión semanal de muestras de productos, mientras que las tácticas pueden incluir pruebas físicas del producto o inspecciones visuales.

Seguridad

Los fabricantes a menudo se apoyan en equipos pesados de maquinaria, muchos de los cuales están automatizados. Este equipo, a pesar de ser un activo en términos del impulso de la producción, plantea algunos riesgos para los trabajadores. Por ejemplo, los trabajadores pueden quemarse por los aditamentos de calentamiento o golpeados por junturas que se desconecten. Además, las lesiones pueden resultar de otras fuentes, como los líquidos filtrados que pueden causar resbalones y caídas. Los fabricantes deben, por lo tanto, tratar de reducir la posibilidad de lesiones en la planta de fabricación. Para ello, una estrategia podría ser la de hacer cumplir más normas u ofrecer incentivos por permanecer libres de accidentes. Sin embargo, el problema de la seguridad no se extiende solamente a los trabajadores. Los fabricantes también quieren asegurarse de que sus productos no causen daño a los clientes o al público en general en ninguna forma, sobre todo porque los daños pueden instar a los consumidores a demandar.

Proveedores

Es bastante raro que un fabricante cuente con todas las materias primas que necesita para producir un artículo. Por ejemplo, un fabricante de cereales no puede cultivar su propio maíz y, por lo tanto, tiene que encontrar un proveedor para ello. Los fabricantes tienen el objetivo de encontrar proveedores que sean a la vez fiables y razonables en los precios. También deben tener estrategias a la mano en caso de que los proveedores fallen, ya que la producción no puede detenerse simplemente porque la empresa no puede conseguir a un proveedor en particular.

Problemas

En la industria manufacturera, todo lo que se utiliza, desde los procesos encaminados a reducir las tasas de la calidad de la materia prima inferiores a lo esperado pueden crear mayores problemas. Otro de los objetivos de la producción, por lo tanto, debe ser hacer algunas predicciones acerca de los problemas que podrían surgir para que estos riesgos puedan ser manejados adecuadamente. Un objetivo relacionado es identificar la fuente de los problemas potenciales. No obstante, esto no siempre es fácil, ya que los problemas podrían provenir de más de un lugar durante el proceso de fabricación.

Eficiencia y costos

La eficiencia está interrelacionada con los costos en la fabricación. En general, cuanto más eficaz es una empresa de fabricación, los costos son más bajos. Por ejemplo, si un fabricante falla en un plazo de producción, la compañía podría enfrentarse a una penalización derivada del contrato o perder una ventaja. De la misma manera, si los trabajadores están tomando demasiado tiempo para terminar un proyecto, la empresa puede tener que pagar a los trabajadores horas extraordinarias o contratar personal temporal adicional para recuperar el tiempo. La ineficiencia también puede hacer que se desperdicien otros recursos, como las materias primas que intervienen en el producto. Esto cuesta dinero a la empresa al tener que reemplazar esos recursos. Otro objetivo clave de la fabricación, por lo tanto, debe ser mantener el proceso de fabricación lo más eficiente posible.

Créditos de las fotos

  • Photos.com/Photos.com/Getty Images