Los desafíos de los canales de distribución para comercios minoristas

Escrito por George N. Root III | Traducido por Vittore Notabene

Los canales de distribución son definidos por el sitio web Reference for Business como la forma general en que los productos llegan desde el fabricante hasta el usuario final. Los canales de distribución al por mayor que compran productos de los fabricantes y los venden a los minoristas son un ejemplo de un canal de distribución. Para mantener una base de clientes, una empresa minorista necesita enfrentar los desafíos asociados a los distintos canales de distribución.

E -Commerce

El comercio electrónico (E-commerce) es un canal de distribución que permite un acceso minorista a clientes de todo el mundo. Sin embargo, hay varios retos con el comercio electrónico que hacen que sea difícil de manejar. El comercio llevado a cabo en países extranjeros está sujeto a las leyes del comercio internacional y regulaciones de esa nación. Una empresa que tiene la intención de utilizar el comercio electrónico y ventas por Internet como canal de distribución debe ser consciente de las leyes que rigen casi todos los aspectos de un negocio. Otro desafío para el comercio electrónico es mantener existencias en tiempo real para los clientes en línea. Si promocionas algo como si tuvieras existencias, y no tienes, esto te puede costar al menos un cliente virtual y posiblemente más.

Distribución mayorista

Un negocio minorista debe abastecer sus estantes para mantener el tráfico en sus tiendas. Los modelos de distribución mayorista presentan muchos desafíos para un negocio minorista. Por ejemplo, un método de inventario al por menor se conoce como inventario "justo a tiempo". Este utiliza las proyecciones de ventas globales para mantener sólo la mayor cantidad de producto que la empresa necesita en un momento dado. Un aumento en las ventas implicaría que tu empresa podría tener los estantes vacíos y no hay manera rápida de conseguir más producto.

Distribución gota a gota

El envío gota a gota es hecho por los minoristas que trabajan por Internet y catálogo que no tienen los recursos para mantener existencias de inventario. Los distribuidores mayoristas envían a los clientes minoristas directamente y ponen la información de la empresa minorista en los empaques y etiquetas de envío. El desafío de usar el envío gota a gota como canal de distribución es que no tienes control sobre el envío y añades otra instancia de servicio al cliente. Si el distribuidor gota a gota envía el producto incorrecto o el producto se daña durante el envío, tienes que lidiar con el distribuidor mayorista para resolver el problema en lugar de resolver el problema por tu cuenta. Si un distribuidor al por mayor tiene problemas de calidad por embalaje deficiente o hace los envíos constantemente a direcciones incorrectas, no estás en capacidad de poner en práctica un programa directo para mejorar la calidad.

Distribución especializada

Un fabricante único podrá optar por distribuir sus productos a través de varios canales de distribución. Por ejemplo, una empresa que fabrica artículos deportivos y prendas de vestir relacionadas con el deporte podrá distribuir sus dos líneas a través de dos tipos de distribuidores. El reto para el minorista es que pueda ser capaz de establecer una relación con un distribuidor pero no con el otro. Por ejemplo, una tienda de artículos deportivos no debería tener ningún problema para encontrar al fabricante de la línea de artículos deportivos a través de un distribuidor de artículos deportivos. Pero si la línea de ropa pasa por un distribuidor único, y ese distribuidor no vende sus artículos al minorista, el minorista no tendrá acceso a toda la línea de productos del fabricante.

Créditos de las fotos

  • Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images