Los conflictos positivos y negativos en el lugar de trabajo

Escrito por George N. Root III | Traducido por Carlos Alberto Feruglio

    El conflicto en el lugar de trabajo puede tener efectos diferentes en función de cómo se gestione. Un buen gerente puede identificar conflictos positivos y fomentar ese tipo de interacción entre los empleados. Los supervisores deben identificar un conflicto negativo de inmediato y eliminarlo tan pronto como sea posible. Entender los conflictos positivos y negativos en el lugar de trabajo es una parte importante de ser un gerente eficiente.

    Competencia

    La competencia puede ser un conflicto positivo o negativo en el lugar de trabajo, dependiendo de la situación. Dos compañeros tratando de superar al otro en la búsqueda de un objetivo que beneficie a la empresa es una competencia sana. Por ejemplo, dos de los vendedores más importantes de la empresa de la competencia para ganar un bono de mayor ingreso mensual inspirarán una mayor productividad y malos sentimientos. Pero la confianza de cada representante de ventas te ayuda a convertir esos sentimientos negativos en la motivación aún más. Una competencia entre los asociados de ventas menos productivos y el asociado de ventas más productivo puede dar lugar a conflictos en el trabajo basado en la frustración. Los directivos que deciden impulsar la competencia para motivar a los empleados deben tener la certeza de que el conflicto puede ser contenido.

    Estimular la creatividad

    Los conflictos positivos pueden ser difíciles de determinar, pero cuando ves a tus empleados más creativos discutiendo sobre las buenas ideas que tienen para ayudar a la compañía, tienes competencia positiva. Las personas proactivas tienden a motivar a los demás a rendir a un nivel más alto. A veces esa motivación puede venir en la forma de argumentar o la confrontación, pero el resultado final es que ambas partes son empujadas a sus niveles de productividad máximas. Mientras que la dirección pueda encontrar una manera de mantener el conflicto saludable, todo el mundo se beneficiará.

    Conflicto personal

    Llevar los sentimientos y cuestiones personales al lugar de trabajo siempre crea una situación de conflicto negativo. Las cuestiones personales en el lugar de trabajo no tienen nada que ver con la eficiencia del empleado o de la productividad de la empresa. La compañía se queda atrapada en el fuego cruzado de un enfrentamiento personal que sólo busca un campo de batalla. La administración debe intervenir en situaciones en las que un empleado amenaza a otro trabajador o su trabajo y recordar a las partes que el conflicto personal no se tolera en el lugar de trabajo. Los recursos humanos tienen que iniciar el tema, y los gerentes deben considerar medidas severas tales como la desvinculación del empleado si el patrón persiste.

    Acoso

    El acoso en el lugar de trabajo es supervisado por las leyes estatales y federales y es algo que todas las empresas deberían tener en cuenta. El acoso sexual, físico y verbal a veces se oculta de la gestión, pero los supervisores deben buscar signos, como un empleado cada vez más introspectivo, la evidencia de abuso físico o discutir persistente, y luego actuar sobre ellos de inmediato para detener el acoso en el lugar de trabajo y poner fin al conflicto perjudicial.

    Créditos de las fotos

    • meeting conflict image by Scott Maxwell from Fotolia.com