Los colores más comerciales

Escrito por Karen Farnen | Traducido por Xochitl Gutierrez Cervantes

La elección correcta del color de un producto y de la marca aumenta las posibilidades de éxito de mercadeo. El color representa el 60% al 80% de la decisión de un cliente a comprar, según estima el sitio web "Inc". Sin embargo, no hay ningún color que sea mejor para su comercialización. Los mejores dependen de los productos en particular, de sus clientes potenciales y del contexto de las ventas.

Los sentimientos

Elige los colores de tu producto que tengan una relación emocional adecuada. En la cultura occidental, el rojo y el naranja suscitan un fuerte sentimiento o emoción, mientras que el azul, el verde y el violeta son relajantes o pacíficos. El azul es menos adecuado para la comercialización de alimentos, ya que reduce el hambre. Por otro lado, el marrón chocolate aumenta el hambre, mientras que el blanco connota pureza o seguridad, el negro representa a menudo la muerte, las circunstancias malas o formales. El oro y la plata son colores de prestigio y lujo.

Los significados positivos

El mejor color para comercializar tu marca con un sentido positivo es el que se asocie con tu producto. Por ejemplo, el verde botella de Garnier Fructis trae a la mente el medio ambiente y los ingredientes, una opción lógica para productos de cuidado personal con extractos de frutas naturales. El verde prominente del logo de British Petroleum también sugiere la preocupación por el medio ambiente, a pesar de los accidentes en el pasado por muchas compañías petroleras.

Los significados negativos

Evita los colores que pueden tener una asociación negativa y se relacionen a un producto en particular. Por ejemplo, las soluciones de remojo en las lentes de contacto vienen en paquetes de color verde o azul. La elección del color rojo para este producto podría llevar al cliente a asociarlo con ojos rojos, como sugiere el sitio web "Inc".

Unicidad

Cuando todos los otros productos tienen el mismo color, usa uno que contraste para que tu producto resalte. Por ejemplo, Heinz ha tenido resultados extraordinarios cuando introdujo la salsa de tomate verde. La variedad verde se destacó entre todos los rojos, incluso se vendió en algunas tiendas. Del mismo modo, el verde y amarillo de British Petroleum lo distinguió del rojo ordinario y de los logos blancos y azules de la mayoría de las empresas de energía que se ubican en Estados Unidos.

Audiencia

Los mejores colores para comercializar también dependen de los posibles compradores del producto. Los niños y adolescentes suelen preferir las versiones fuertes de colores primarios como el rojo, verde o amarillo. Estos son los colores que prefieren McDonald, Fisher-Price y otros vendedores de productos para niños. Los adultos, especialmente aquellos que se ubican en la alta escala socioeconómica, son atraídos por los colores más sutiles o mezclados. Las personas mayores generalmente gustan de colores neutros y oscuros.

Contexto cultural

Conoce las tradiciones de tus clientes étnicos cuando elijas los mejores colores para tu producto. Diferentes países tienen a menudo tradiciones contrastantes que dan significado a los colores. Por ejemplo, en Asia la muerte se asocia con el blanco. El rojo es un color de la suerte, pero es desafortunado escribir nombres de personas. En las sociedades budistas, el nombre de una persona que ha muerto se escribe en rojo. El oro es afortunado, ya que representa la riqueza o dinero. Los empresarios de mayor edad que son conservadores evitan el uso del amarillo, debido a que en tiempos históricos sólo el emperador lo llevaba.

Créditos de las fotos

  • Chad Baker/Digital Vision/Getty Images