Lo que debes saber sobre negocios antes de comenzar con una clínica veterinaria

Escrito por Leslie McClintock | Traducido por pei pei

Si eres un médico con licencia en veterinaria que busca iniciar su propio negocio para la práctica independiente, seguramente eres de los que han sido iluminados por una gran revelación. Además de los conocimientos médicos específicos en medicina veterinaria con los que ya cuentas, también tendrás que ampliar tus conocimientos acerca de una variedad de temas de negocios para que tu empresa sobreviva y prospere.

Protección por responsabilidad

La medicina es un campo fértil para los litigios, e incluso los veterinarios de renombre se exponen a ser blanco de demandas tanto relacionadas con la práctica como con otros asuntos. Por esta razón, debes familiarizarte con el concepto jurídico de protección por responsabilidad, así como con los medios que te permitirán proteger tu persona y también tus activos personales contra la incautación de acreedores durante un pleito legal. El primer paso es seleccionar una empresa que pueda protegerte durante la práctica. Esto podría ser una corporación clase S, una corporación clase C o una compañía de responsabilidad limitada. Cada uno de ellos tiene sus ventajas y desventajas; no obstante, todos te ayudan a protegerte contra la pérdida de tu hogar y bienes personales como resultado de una demanda.

Marketing

Si eres nuevo en el mundo de los negocios, es bueno que vayas haciéndote una idea de cómo comercializar tu práctica veterinaria para asegurarte de encontrar y mantener cautivos a tus clientes. De lo contrario, sólo te encontrarás pagando alquileres, salarios y primas de seguro hasta que te vayas a la bancarrota. Aprende la forma de crear un plan de marketing que incluya una variedad de enfoques, tales como publicidad en periódicos, en Internet, a través de folletos, de referencias de boca en boca, de prospección en persona o de creación de redes. Procura ir identificando las ventajas y desventajas de cada opción y averigua lo más que puedas acerca de los costos financieros de cada una de ellas.

Recursos humanos

Ten en cuenta que no es fácil llevar a cabo una práctica exitosa por tu cuenta. Lo más probable es que necesites de los servicios de algunos trabajadores administrativos que te ayuden a manejar tu negocio. Tanto si vas a contratar aprendices o practicantes, como si vas a emplear sólo a técnicos veterinarios calificados, es necesario tener en cuenta algunas leyes federales como la Fair Labor Standards Act (Ley de Equidad de Normas Laborales), la Health Insurance Portability and Accountability Act (Ley de Portabilidad de Seguro de Salud y Rendición de Cuentas) y la Uniformed Services Employment and Reemployment Rights Act (Ley General de Servicios de Trabajo y Reempleo), así como otras leyes estatales y federales que rigen la contratación y el despido. También debes familiarizarte con las responsabilidades de un empleador con respecto al Internal Revenue Service o IRS (Servicio de Impuestos Internos de los Estados Unidos), que incluyen la retención y transmisión de pagos trimestrales y la declaración de impuestos.

Planificación fiscal y contabilidad

Es vital que sepas cómo llevar una contabilidad exacta de tus gastos e ingresos. Siempre y cuando tu facturación se mantenga por debajo de los US$ 5 millones, puedes utilizar tanto el método de lo percibido como el método de lo devengado. En el método de lo percibido, debes registrar ingresos cuando realmente los recibas y registrar gastos cuando tengas que realizarlos. En el método de lo devengado, registras tus ingresos cuando realizas contratos de servicio con tus clientes, a pesar de que no te hayan pagado todavía. Con este método también debes colocar en tus libros, todos tus gastos en el momento en que te comprometas con ellos, en lugar de cuando los pagues o emitas un cheque. El IRS requiere que las empresas con ingresos de más de US$ 5 millones utilicen el método de lo devengado. También debes recordar que los gastos de tu negocio son deducibles de impuestos, por lo que si aprovechas tantas deducciones como sea posible, reducirás tu factura fiscal total. Para obtener más información, revisa la Publicación 538 del IRS de períodos y métodos contables.

Licencias requeridas

Como dueños u operadores del negocio, tú y tus socios son responsables de mantener sus licencias en vigor y pasar las inspecciones periódicas realizadas por parte de funcionarios estatales. Cada estado tiene diferentes reglas y regulaciones. Consulta con el Departamento de Salud de tu estado así como con el Consejo Estatal Veterinario local para resolver cualquier duda con respecto a las necesidades específicas de la jurisdicción.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images