Línea de crédito vs. crédito rotativo

Escrito por Kristie Lorette | Traducido por Mary Lascano

Una línea de crédito y el crédito rotativo son dos maneras en que una empresa o individuo puede obtener el dinero necesario para hacer una compra. Una línea de crédito es un tipo de crédito rotativo, que funciona de forma similar a una tarjeta de crédito. Tanto la línea de crédito y el crédito rotativo tienen una cantidad fija disponible para su uso, y cuando pagar el monto, el crédito está disponible para que puedas volver a usarlo. Una línea de crédito podrá utilizar una garantía para asegurar el préstamo, tal como un edificio de negocios, o puede ser sin garantía, como una tarjeta de crédito.

Importancia

Una línea de crédito es de usos múltiples, que puedes utilizar para realizar diversos tipos de compras. Una empresa puede utilizar una línea de crédito para cubrir los costos iniciales, para comprar un edificio de negocios, para pagar las cuentas cuando el flujo de efectivo para la empresa es bajo o para comprar un vehículo de la compañía. En general, una línea de crédito es para artículos caros. Una línea de crédito renovable, como una tarjeta de crédito, por lo general es para compras de las empresas más pequeñas, como la reserva de viajes de negocios, compra de material de oficina y comprar una nueva mesa. Algunas empresas establecen una línea de crédito o un crédito rotativo para situaciones de emergencia, mientras que otros utilizan uno u otro de forma regular.

Línea de crédito garantizada

Una línea de crédito asegurada normalmente utiliza los activos del negocio como garantía para la obtención de la línea. Un préstamo de seguro permite a la empresa obtener la línea, pero si la empresa incumple el préstamo, el prestamista tiene el derecho de recuperar la propiedad que garantiza el préstamo. Las empresas más pequeñas tienen que soportar algún tipo de garantía con el fin de obtener una línea de crédito comercial.

Crédito sin garantía

Mientras que una línea de crédito garantizada utiliza un pedazo de activos de propiedad o negocio como garantía, una línea revolvente sin garantía no requiere garantía. Una de las líneas más comunes de crédito rotativo sin garantía es una tarjeta de crédito empresarial. La obtención de una tarjeta de crédito para la empresa por lo general requiere que la empresa tenga un historial de crédito positivo y alto puntaje de crédito, pero no requiere un activo para obtener el crédito. Otro tipo de crédito rotativo para un negocio es una cuenta con proveedores en los que se tiene un límite de compra y la empresa factura las compras. Una vez pagadas las facturas, se puede volver a utilizar el monto disponible .

Tasas de interés

La tasa de interés en una línea de crédito garantizada por lo general tiene una tasa de interés más baja que una cuenta de crédito rotativo sin garantía. Mientras que una línea de crédito esta garantizada por la propiedad de la empresa puede tener una tasa de interés del 10%, una cuenta de crédito rotativo, como una tarjeta de crédito puede tener más del doble del 23% de tasa de interés. Esto se debe a que la garantía del préstamo hace que sea menos riesgoso para el prestamista que una línea no garantizada o cuenta de crédito.

¿Cómo funciona?

Una línea de crédito y el crédito rotativo funcionan del mismo modo. Al realizar una compra, el poder adquisitivo se reduce por la cantidad que gastas. Recibes una factura de un emisor o de crédito prestamista, por lo general en forma mensual y el pago debido se basa en la tasa de interés y la cantidad de la línea que has utilizado. Una vez que haces un pago parcial o pagas la cuenta o línea de crédito, la cantidad que pagas está disponible para tu uso. Se te cobrará interés sólo de la cantidad que utilizas, por lo que si no utilizas la línea de crédito o un crédito rotativo, el prestamista no te cobrará intereses.

Créditos de las fotos