Lista de carreras en el campo de la enfermería

Escrito por Fred Decker | Traducido por Natalia Navarro

Las enfermeras son la navaja suiza del sistema de cuidado de la salud, un grupo de profesionales versátiles que pueden acomodar casi cualquier tarea. Desde los puestos de entrada de trato a los pacientes hasta niveles de práctica avanzada similares a doctores, la profesión de enfermería incluye empleos que cubren un rango de niveles de educación y de habilidd. Hay múltiples certificaciones y caminos laborales, cada uno con su propio set de habilidades y entrenamiento.

Asistente de enfermería certificado

Los asistentes de enfermería certificados, o ayudantes de enfermera, como se conocen en algunas jurisdicciones, representan el nivel de entrada del campo de enfermería. Son responsables de los niveles más fundamentales del cuidado del paciente, incluyendo el baño, la alimentación y la higiene básica. El entrenamiento es breve, y normalmente consiste en unos pocos meses en un programa certificado en un hospital, una universidad vocacional o una universidad comunitaria. Los CNAs (siglas en inglés) son ampliamente usados en hospitales, centros de cuidados y otras facilidades de cuidado a largo plazo, donde pasan mucho tiempo en el cuidado directo al paciente. Suelen ser el personal que pasa más tiempo a solas con el paciente, y suelen ser los primeros en notar cambios en la condición de éste.

Enfermera práctica/vocacional licenciada

Las enfermeras prácticas o vocacionales licenciadas están entrenadas durante más tiempo que los ayudantes de enfermeras, normalmente completando un año entero de instrucción o de universidad comunitaria. Sus tareas suelen solapar las de los ayudantes de enfermeras, aunque a las LPNs (siglas en inglés) se les suele confiar un rango más amplio de responsabilidades. Su radio de práctica varía según el estado, pero normalmente las LPNs suelen cambiar vendajes, insertar catéteres, tomar muestras para pruebas, y medir y registrar los signos vitales de un paciente. En algunos estados, también se les puede permitir empezar goteos intravenosos o administrar medicamentos. Las LPNs suelen practicar bajo la vigilancia de las enfermeras o los médicos registrados. Las LPNs experimentadas pueden convertirse en supervisoras o administradoras, o actualizar su entrenamiento y convertirse en RNso enfermeras registradas.

Enfermera registrada

Las enfermeras registradas son los caballos de tiro de la profesión de enfermería. Pueden encontrarse en todos los niveles de cuidado de la salud, desde el cuidado básico en el trato con pacientes a los puestos más avanzados en la gestión y la práctica clínica. El estándar educativo mínimo para las enfermeras registradas es un grado asociado de dos años en enfermería, o ADN (siglas en inglés). Un avance más rápido y mayores oportunidades viene con un grado de licenciatura en enfermería de cuatro años. Las enfermeras experimentadas se pueden especializar y obtener certificados en zonas de práctica como obstetricia, ginecología o enfermería quirúrgica, conocida de forma adecuada como enfermería perioperativa. Aquellos con la aptitud y la ambición necesarias pueden intentar convertirse en enfermeras prácticas avanzadas.

Enfermería práctica avanzada

Las enfermeras prácticas avanzadas obtienen un máster o un grado doctorado en enfermería, y se convierten en certificadas en uno de cuatro campos. Las enfermeras matronas tienen entrenamiento avanzado en ginecología y obstetricia, y pueden servir como proveedoras de cuidado de la salud de una mujer durante toda su vida. Las enfermeras esteticistas son entrenadas para poner anestesia y sedación de manera segura durante procedimiento quirúrgicos. Las enfermeras clínicas especialistas ofrecen cuidado similar a los doctores en medicina de urgencias, cardiología y muchos otros campos. Las enfermeras practicantes son principalmente cuidadoras en áreas como pediatría, ginecología y medicina familiar. Cada estado regula a las enfermeras practicantes de manera diferente, pero suelen poder diagnosticar a pacientes, pedir pruebas y prescribir medicamentos. En algunos estados, deben trabajar bajo la supervisión nominal de un médico.

Enfermería no clínica

No toda la enfermería es clínica. Muchas de las carreras más gratificantes de la profesión tienen lugar lejos de las camas. Por ejemplo, los educadores de enfermería deben obtener un grado que combine enfermería y educación, y pueden convertirse en profesores y mentores para la siguiente generación de estudiantes. Los gestores de calidad evalúan los departamentos de enfermería y sus procesos, determinando sus flujos de trabajo y el impacto en los resultados de pacientes. Los departamentos de IT de cuidado de la salud emplean a especialistas en informática de enfermería, enfermeras con entrenamiento y experiencia en la gestión computerizada de registros de salud. Las enfermeras con grados en negocios, gestión o administración de cuidado de la salud pueden subir la escalera corporativa a los niveles más altos, convirtiéndose en ejecutivas por derecho propio.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images