Las ventajas y desventajas de una tienda minorista contra una tienda en línea

Escrito por Stacy Zeiger | Traducido por Carlos Alberto Feruglio
Aunque es más económica para administrar, una tienda en línea puede no ser la mejor opción para tu negocio.

Aunque es más económica para administrar, una tienda en línea puede no ser la mejor opción para tu negocio.

Con la popularidad de las compras en línea, alguien con una idea para un nuevo negocio al por menor ya no tiene que abrir una tienda. Eso no significa, sin embargo, que ya no hay una necesidad de tiendas al por menor o que todas las ideas de negocio funciona bien en línea. Si estás mirando para abrir una tienda, debes tener en cuenta el producto, el consumidor y los objetivos generales de la empresa cuando decides si una tienda minorista o en línea funcionará mejor para tu pequeña empresa.

Costos

En general, la apertura de un negocio como una tienda en línea es mucho más económico que una tienda al por menor. A diferencia de ésta no hay que pagar alquiler o facturas de otros servicios directamente relacionados con ella, a excepción de web hosting y soporte técnico. No tienes que decoran el interior de la tienda, comprar señalización de interior y exterior ni unidades de muestra. Puesto que puedes manejar el trabajo tú mismo, no tienes que contratar a nuevos empleados. Con una tienda en línea, tus costos están directamente relacionados con tu sitio web, el envío y la aceptación de pagos en línea. Debes pagar por tu nombre de dominio deseado y puedes pagar a alguien para que desarrolle tu sitio web y una plataforma de comercio electrónico, que puede ser costoso, pero es menos costoso que la apertura de una tienda al por menor.

Inventario

Un estudio realizado por el Instituto de Tecnología de California encontró que los consumidores pagan mucho más por los productos que pueden ver en persona. Para los artículos de alto valor, tales como ropa de diseño, antigüedades, joyas, muebles y automóviles, una tienda al por menor será más atractiva para los clientes y genera un margen de beneficio más alto en términos individuales. Además del precio de los artículos que se pueden vender, debes considerar el número de artículos que deseas vender. Una tienda al por menor obtendrá mejores resultados para un negocio que vende una selecta cantidad de productos, mientras que una tienda en línea puede funcionar mejor para un negocio que lleva una selección amplia.

Competencia

Cualquier persona que quiera abrir un negocio debe examinar la competencia antes de saltar al proceso. Con un negocio en línea, la cantidad de competencia instantánea es mucho mayor que con una tienda al por menor. Si deseas abrir una al por menor, puedes inspeccionar un área y determinar qué otras tiendas están vendiendo los productos que deseas ofrecer o elegir abrir en un lugar donde las tiendas oficiales no existen. En línea, por lo general hay varios negocios que venden el producto que ofreces y muchos de ellos ya están establecidos, por lo que es difícil que una nueva puesta en marcha rompa el mercado y tenga éxito. Si lo que estás ofreciendo no es único, entonces una tienda al por menor tendrá más éxito en tratar de ganar nuevos clientes que intentar penetrar en un mercado ya saturado en línea.

Mercadeo

Armar una base de clientes es uno de los componentes más esenciales de iniciar un negocio exitoso al por menor, en línea o fuera de línea. Con una tienda de venta al por menor, la base de clientes potenciales se limita a la zona circundante. En línea, la base de clientes es enorme. Una vez que abres una tienda al por menor, las opciones para la atracción de nuevos clientes son limitados. Estás limitado al espacio comercial que has elegido y logos, signos cambiantes, estanterías y la estrategia global de marketing puede ser costosa. Cuando se trabaja en línea, cambiar carteles y logotipos toma sólo unos minutos y se pueden cambiar rápida y fácilmente los productos que vendes y la forma de presentarlos en tu sitio web.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Photos.com/Getty Images