Las ventajas y desventajas de ser profesor de educación física

Escrito por Stacy Zeiger | Traducido por Karly Silva

Para algunos, ser profesor de educación física se ve como un trabajo fácil. Tienes la oportunidad de vestir ropa deportiva o pantalones cortos y pasar el día jugando algunos de tus deportes favoritos. Aunque ser un profesor de educación física puede tener sus ventajas, esto no siempre es diversión y juegos. Como cualquier otro trabajo en educación, los maestros de educación física enfrentan retos diariamente.

Ambiente de trabajo

Un maestro de educación física llega a pasar la mayor parte del día en un gimnasio o al aire libre. Contar con varios lugares donde impartir su clase le da a los profesores de educación física mayor flexibilidad que a otros profesores, pero los espacios donde un profesor de educación física trabaja pueden ser también una de las mayores frustraciones. Los gimnasios de las escuelas frecuentemente son usados para asambleas y otros programas, los cuales regularmente interrumpen los planes. Cuando una clase es planeada al aire libre, las inclemencias del tiempo pueden hacer necesario cambiar los planes rápidamente o hacer que el profesor de educación física trabaje en un ambiente indeseable.

Responsabilidades

Enseñar educación física es solo una de las responsabilidades del maestro de educación física. Los maestros pueden también ser responsables de enseñar otras clases como las de salud y nutrición, o supervisar las salas de estudio. Además de las responsabilidades durante el horario escolar, los maestros de educación física a menudo son entrenadores de al menos un deporte. Aún si el maestro no es un entrenador, él puede ser responsable de asistir a los eventos deportivos celebrados en el gimnasio, y puede estar encargado del mantenimiento general del gimnasio y de áreas al aire libre.

Presupuesto

Cuando el presupuesto es limitado y se trata de repartirlo en las escuelas, la educación física a menudo consigue lo que sobra. Si hay falta de fondos, los maestros de educación física deben ser muy creativos con el equipo que tienen, y frecuentemente deben trabajar con equipo dañado o desgastado. Esto puede hacer que los maestros no tengan suficiente equipo para todos los estudiantes, especialmente cuando los grupos son grandes. A veces los recortes presupuestarios requieren que las escuelas compartan maestros de educación física, lo cual significa que un maestro no tiene un aula permanente y puede estar en una escuela diferente cada día de la semana o visitar más de una escuela cada día.

Trabajo con estudiantes

Diariamente, los maestros de educación física se enfrentan con estudiantes desmotivados y estudiantes que viven estilos de vida poco saludables. Aunque estos estudiantes pueden representar un desafío, también proporcionan la oportunidad para ayudarlos a aprender el valor de la educación física y a hacer cambios que podrían mejorar su salud y bienestar para toda la vida. Un maestro de educación física también puede tener una mejor oportunidad para llegar a los estudiantes de otros profesores que no pueden conectar con ellos, a través del deporte y enseñando una materia que a menudo es mejor recibida que las matemáticas o la ciencia.

Créditos de las fotos

  • Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images