Las ventajas de una fuerza laboral multicultural

Escrito por Gregory Hamel | Traducido por Joaquin Manes Rossi

Las empresas a menudo contratan trabajadores con diferentes orígenes culturales, lo que puede crear una fuerza de trabajo diversa y multicultural. El Departamento de Trabajo de Estados Unidos dice que las leyes de empleo generalmente establecen que sea ilegal que los empleadores discriminen en base a raza, color, religión, sexo, edad, etnia o nacionalidad cuando hacen las decisiones de contratación, lo que dirige a las empresas a concentrarse en contratar a los trabajadores más cualificados. Una diversa fuerza de trabajo multicultural puede potencialmente otorgar muchos beneficios a las empresas.

Ideas generales

Una ventaja potencial de una fuerza de trabajo multicultural es que los empleados pueden traer un rango mas amplio de ideas y experiencias, comparado con una fuerza de trabajo más heterogénea. La Comisión de Administración Pública de Australia dice que los trabajadores de diferentes orígenes y con diferentes perspectivas pueden dar a las empresas una ventaja en términos de innovación y creatividad. La innovación es esencial para mantener las empresas competentes y para capitalizar en nuevas maneras de generar ganancias.

Servicio al cliente

Una fuerza de trabajo multicultural puede mejorar la capacidad de la empresa para comunicarse y conectar con los consumidores. Por ejemplo, un negocio en un pueblo con una población alta de personas que hablan en español se podría beneficiar al contratar tanto trabajadores que hablan español como primera lengua como los que tienen al inglés como idioma original, así pueden tratar con consumidores que hablan alguno de los dos idiomas con la misma eficiencia. Una fuerza de trabajo diversa permite a los trabajadores volverse más sensibles a otras culturas, lo que puede mejorar su habilidad para trabajar con clientes de otras culturas.

Expansión del mercado

Otro beneficio potencial de una fuerza de trabajo multicultural es que los trabajadores de diferentes etnias y nacionalidades pueden ser capaces de ayudar a las empresas a diversificar su actividad a nuevos mercados. Por ejemplo, un trabajador de Alemania podría estar al tanto de posibles socios comerciales y de la demanda de clientes sin explotar en Europa. El gobierno de Nueva Gales del Sur afirma que la experiencia internacional y el conocimiento cultural pueden ayudar a los trabajadores a identificar oportunidades exitosas de exportación.

Imagen de la compañía

La manera en que los consumidores ven a las empresas puede impactar en la habilidad de obtener ganancias de la compañía. Las empresas conocidas por sus prácticas de trabajo discriminatorias pueden ser vistas de manera negativa por los consumidores, mientras que aquellas que adoptan una fuerza de trabajo multicultural se pueden beneficiar de una imagen más positiva. El Instituto de Extensión de Ciencias de Alimenticias y Agrícolas de la Universidad de Florida informa que la diversidad en el lugar de trabajo puede reducir las demandas legales. Esas demandas pueden tener un impacto negativo en la imagen de la compañía.

Créditos de las fotos

  • Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images