Las ventajas de una cadena de suministro estrechamente integrada

Escrito por Chirantan Basu | Traducido por Gabriela Nungaray

Una cadena de suministro totalmente integrada para una empresa pequeña o grande es una red de empresas y contratistas que proporcionan materias primas, transporte, fabricación, distribución, almacenaje, servicios de venta al por menor. Las empresas confían en las cadenas de suministro eficientes para proporcionar un alto nivel de servicio al cliente, cumpliendo objetivos de ventas y beneficios. Las tecnologías de la información, incluidos los sistemas de planificación de recursos empresariales, se encuentran en el núcleo de las cadenas de suministro integradas.

Flexibilidad

La estrecha integración de la cadena de suministro proporciona flexibilidad en la gestión operativa para responder rápidamente a los acontecimientos externos, tales como las acciones de los competidores y los cambios en la demanda del cliente. Las empresas pueden reunir información de inteligencia a través de sus cadenas de suministro, lo que les permite ser conscientes en general de lo que sus competidores están planeando meses de antelación. Por ejemplo, si un competidor lanza un nuevo producto, un fabricante de productos electrónicos podría aprovechar su cadena de suministro integrada a la fuente de las piezas, para activar un plan de mercadeo y ejecutar un prototipo de la etapa de diseño hasta la fase de puesta en marcha en las próximas semanas.

Gestión de inventario

Las cadenas de suministro integradas mejoran la gestión de inventario, lo que significa las condiciones menos saturadas y desabastecidas. El exceso de existencias puede dar lugar a mayores costes de almacenamiento y obsolescencia del producto, mientras que desabastecimiento podría significar la pérdida de clientes a los competidores. La estrecha integración significa que los minoristas pueden rápidamente ajustar sus pedidos de inventario de semanas o meses antes de que los cambios previstos en la demanda del cliente aseguren que la cantidad adecuada de valores se encuentra en la mano. La velocidad es esencial en las cadenas de suministro globales, porque las materias primas y productos terminados se transportan a menudo a grandes distancias. Las cadenas de suministro estrechamente integradas también facilitan el justo a tiempo de fabricación, en el que las empresas ensamblan y fabrican productos como los ordenan.

Márgenes de ganancia

La flexibilidad operativa y gestión de inventario ajustado conduce a una estructura de costos más bajos, lo que resulta en mayores márgenes de beneficio. Al responder rápidamente a los cambios en los entornos competitivos y atención al cliente, las pequeñas empresas son capaces de seguir siendo competitivas y mantener o hacer crecer sus líneas superior e inferior. La estrecha integración ofrece a las empresas la visibilidad no sólo en sus propias operaciones, sino también en las operaciones de sus proveedores, lo que permite la colaboración en la reducción de costos y manejo de márgenes.

Consideraciones

Las cadenas de suministro estrechamente integradas pueden servir como sistemas de alerta temprana. Por ejemplo, si un proveedor está experimentando problemas de liquidez, los clientes podrán descubrir rápidamente y pueden comenzar a hacer arreglos alternativos. Algunos clientes pueden intervenir y prestar capital al proveedor para que puedan seguir operando. La integración de la cadena suele implicar costos iniciales y las interrupciones en las operaciones como las personas se forman en sistemas de la información.

Créditos de las fotos

  • Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images