Las ventajas de tener tu propio negocio sobre una franquicia

Escrito por Kevin Johnston | Traducido por Laura GSA

Muchos empresarios primerizos tienen el dilema de empezar un negocio desde cero o comprar una franquicia. El atractivo de ser tu propio jefe con una adquisición puede ser tentador, pero hay algunas ventajas en empezar tu propio negocio comparado con comprar una franquicia que deberías considerar.

Sin cuotas

Cuando las personas compran una franquicia, tienen que pagar uso de la marca y otras cuotas al dueño. Esto puede comerse parte de las ganancias desde el principio y poner la franquicia bajo estrés. con tu propio negocio, no tienes este gasto desde el inicio.

Reglas y sistemas

Cuando comienzas tu propio negocio, creas tus propios sistemas y procedimientos. Las franquicias vienen con muchas regulaciones, procedimientos y reglas que debes seguir como parte del contrato. La necesidad de ser tu propio jefe puede perderse cuando te encuentras siguiendo las guías establecidas de alguien más.

Vive de acuerdo a tus ideas

Cuando comienzas tu propio negocio, experimentas la emoción de ver cómo tus ideas dan frutos. Comprar una franquicia significa llevar a cabo las ideas de alguien más. Si la razón por la que quieres ser tu propio jefe es para crear algo nuevo, querrás empezar un negocio nuevo en lugar de comprar una franquicia.

Podrías ser dueño de una franquicia a largo plazo

Si tu idea para comenzar tu negocio es lo suficientemente fuerte, podrías acabar vendiendo franquicias. Entonces tú obtendrás todas las regalías y cuotas. Una vez que compras una franquicia existente es muy difícil expandirte porque estos negocios tienden a permanecer del mismo tamaño. Con tu propio negocio puedes expandirte tanto como el mercado te lo permita, hasta comenzar tu propia franquicia.

Créditos de las fotos

  • Comstock/Comstock/Getty Images