Las ventajas de solicitar préstamos para iniciar un negocio

Escrito por Sherrie Scott | Traducido por Jhonatan Saldarriaga

Los negocios requieren capital para mantener sus operaciones comerciales. Las operaciones de inicio emplean préstamos de dinero para pagar los costos relacionados con la ubicación de la empresa, el inventario nuevo, el mobiliario y los equipos. Los negocios solicitan dinero prestado a instituciones crediticias incluidas los bancos, los sindicatos y las organizaciones de ahorro, y préstamos. Para muchas compañías nuevas, el dinero proporcionado asegura que las mismas tengan capital suficiente para abrir sus puertas y mantenerse a flote hasta que genere dividendos.

Costos de emprendimiento

Los fondos prestados ayudan a pagar los costos de inicio del negocio. Pedir préstamos de dinero es una de las fuentes más comunes de financiación para las pequeñas empresas, de acuerdo a la Administración de Pequeñas Empresas de EE.UU. Muchos propietarios de negocios nuevos extralimitan su crédito personal para cubrir los costos iniciales. Solicitar préstamos para pagar los costos de inicio beneficia a los propietarios de empresas porque estos no tienen que depender de su crédito personal, ahorros ni tarjetas de crédito para financiar nuevas compras de la compañía. Los fondos prestados eliminan el riesgo financiero personal que corren los propietarios de negocios cuando comienzan una nueva operación.

Opciones de cancelación de deuda

Los negocios usualmente tienen mayor flexibilidad que los individuos para pagar sus deudas. Esto es esencial para los que recién comienzan, los cuales tienen capital limitado para pagar los fondos solicitados. Si bien la mayoría de las empresas pagan cuotas mensuales por sus préstamos, los negocios nuevos pueden tener la opción de estructurar dichos pagos de una manera tal que sean menores al comienzo cuando la empresa es menos productiva. Una vez que la compañía genera ganancias, los pagos incrementan gradualmente.

Desarrollo de historial crediticio

Un perfil crediticio comercial sólido es ventajoso para las empresas nuevas porque generan credibilidad y les brinda a las mismas la habilidad de atraer nuevos acreedores en el futuro. El crédito comercial es uno que existe solamente bajo el nombre de la empresa y está separado del crédito personal del propietario de ésta. Solicitar préstamos de dinero afianza el historial crediticio del negocio porque la entidad prestamista les reporta sobre los pagos oportunos a las centrales crediticias que administran los perfiles de crédito de las nuevas empresas.

Deducciones en costos

El Servicio Público de Hacienda (IRS, por sus siglas en inglés) les permite a los propietarios de negocios deducir los gastos razonables y necesarios relacionados con las operaciones de la empresa. Los propietarios de compañías pueden deducir el interés pagado por los préstamos comerciales de sus declaraciones tributarias federales de ingresos. Esto es ventajoso para los negocios nuevos que necesitan reinvertir todas sus ganancias en la empresa.

Créditos de las fotos

  • business deal(agreement) image by Alexey Klementiev from Fotolia.com