Las ventajas de operar una panadería

Escrito por Lisa Mooney | Traducido por Lou Merino

Abrir una panadería puede ser una empresa difícil debido al costo de los equipos iniciales, plazos de producción, seguir las reglas de seguridad y mantenimiento y la pesada competencia local por los clientes. Sin embargo, hay beneficios clave al operar una panadería. Tienes control sobre un negocio al menudeo en el que puedes desarrollar una base de clientes consistente y expandirte en el momento correcto.

Control de producto

Una de las ventajas de operar una panadería es que tienes control de los productos y cantidades que ofreces de los mismos. Tienes opciones incluyendo una casi interminable variedad de panes, pasteles, brownies y tartas. Enfócate en una línea de servicio particular de especialidad para que puedas perfeccionar la receta y manufactura. Por ejemplo, tus artículos principales podrían ser varios panquecitos y donas que generalmente se sirven durante el desayuno. Puedes escoger "artículos del mes" como panquecitos y donas de calabaza durante octubre para atraer clientes.

Mercado sustentable

El negocio de panadería ha sido por largo tiempo considerado a prueba de recesión. Esto se basa en el hecho de que la gente tiene que comer y un gran número de personas disfrutan y están deseosos de pagar por productos frescos. Los artículos horneados son alimentos tradicionales que pueden prepararse como muy nutritivos y sabrosos. Es muy probable que puedas atraer clientes y establecer un negocio de repetición en tu área local para que puedas sostener tu empresa.

Creatividad

El negocio de panadería ofrece el potencial para gran creatividad. Tú y tu personal pueden experimentar con recetas originales, emocionantes presentaciones de productos y puedes expresar el estilo de la panadería con decoraciones. Los empleados que tienen permitido expresar sus ideas están más satisfechos con su trabajo que aquellos de quienes se espera que produzcan los mismos artículos día tras día.

Potencial para expansión

Un beneficio de operar una panadería es que a menudo puedes expandir el negocio conforme sea necesario. A veces hay la oportunidad de mudarse a un área más grande o de añadir espacio a tu ubicación actual. Incluso si tu panadería no tiene un gran tamaño físico, a menudo puedes incrementar el número de diferentes productos que ofreces y el monto de artículos que horneas en una sesión. El monitoreo cuidadoso de las ventas y considerar los precios de los ingredientes son acciones críticas para determinar si debes expandirte y cuándo hacerlo.

Papeles de los empleados fácilmente definidos

El negocio de panadería da a sus empleados papeles específicos. La operación necesita estar estructurada para que cada empleado tenga una posición claramente definida. Por ejemplo, puedes emplear personas en los papeles de preparador de masa, cocinero, empacador, especialista en inventario y cajero. La ventaja de estos papeles fácilmente definidos es que todo mundo sabe de qué es reponsable, y el jefe puede supervisar ampliamente basado en esto.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images