Las ventajas de mantener el nombre de un negocio

Escrito por Lisa Magloff | Traducido por Ana María Guevara
Cambiar el nombre de tu empresa puede resultar en la pérdida del reconocimiento de la marca.

Cambiar el nombre de tu empresa puede resultar en la pérdida del reconocimiento de la marca.

Las empresas cambian su nombre por varias razones, incluyendo un deseo de reflejar los cambios en el mercado o un conflicto de derechos de autor. Algunas de las empresas más grandes han cambiado sus nombres. Xerox se llamaba antes Halloid Company. Nissan se llamaba Datsun, y LG era Lucky and Goldstar. Cambiar el nombre de tu negocio puede ser una tarea costosa y complicada. Antes de decidir unirte a las filas de los cambiadores de nombre, tienes que considerar las ventajas de mantener el nombre que tienes.

Costo

Puede ser costoso cambiar el nombre de una empresa. Además de cambiar todos tus materiales de mercadeo, tarjetas de negocios, señalización y papelería, también tendrás que cambiar el sitio web de la empresa y encontrar un nuevo nombre de dominio. Todas las publicidades tendrán que ser cambiadas. Los costos de un cambio de nombre también pueden incluir el desarrollar y diseñar un nuevo logotipo y llevar a cabo una investigación del mercado para el nuevo nombre y logotipo. Después de añadir todos los costos para tu negocio particular, puedes encontrar que es más favorable mantener el nombre existente de tu empresa.

Factores legales

Cambiar el nombre de tu empresa requerirá que lleves a cabo una búsqueda de marca del nuevo nombre y registrarlo como una. También tendrás que presentar un formulario de cambio de nombre al Servicio de Impuestos Internos (IRS). Dependiendo del tipo de empresa que tienes, puede que tengas que obtener un nuevo Número de Identificación del Empleador y presentar una nueva declaración de impuestos al IRS. Tendrás que informarle a tu banco y actualizar tu documentación legal, como los artículos de asociación. La ventaja de mantener el nombre de tu empresa, especialmente para las pequeñas, es que no necesitarás consejos legales o de impuestos.

Equidad de la marca

La equidad de la marca es el valor añadido que viene del hecho que las personas están familiarizadas con el nombre de tu empresa. Cuando cambias el nombre de la empresa, pierdes un poco de la equidad de la marca ya que no todas las personas se familiarizarán con el nuevo nombre. Si has construido una buena reputación para tu empresa, entonces mantener tu nombre existente puede ser una ventaja en comparación a cambiarlo. Una vez hayas cambiado el nombre, tendrás que informarles a los clientes sobre el cambio y reconstruir tu reputación con el público.

Enfoque de los empleados

Para las pequeñas empresas en particular, cambiar el nombre puede ser destructivo. Los diferentes aspectos de cambiar el nombre de la empresa, como volver a hacer los materiales de mercadeo, contactar a todos los clientes para informarles sobre el cambio y diseñar nuevos logotipos y materiales, puede terminar en tomar demasiado tiempo para tus empleados, especialmente si ellos no apoyan el cambio. Una ventaja de mantener el nombre es que los empleados pueden enfocarse en su trabajo y en construir el nombre de la empresa, en lugar de hacer cambios.

Créditos de las fotos

  • Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images