Las ventajas de la nueva tecnología para las empresas

Escrito por Ellis Davidson | Traducido por Javier Enrique Rojahelis Busto

La tecnología más avanzada puede crear grandes beneficios para las empresas que están dispuestas a ser las primeras en adoptarlas. Esta estrategia, sin embargo, exige que las empresas abandonen las tecnologías que nunca maduraron completamente o que están siendo desechadas por sus propias casas matrices. Una estrategia de implementación ágil les permite a los empresarios aprovechar los beneficios de las nuevas tecnologías y evitar problemas de flujo de trabajo del de negocio cuando una tecnología no puede sobrevivir en el mercado.

Crear barreras de entrada

Para una pequeña empresa, una tecnología no debe ser evaluada según sus propios méritos, sino por el modo en que su aplicación le permitirá a tu empresa lograr cosas que son imposibles para tus competidores. No importa si una tecnología acelera el proceso de fabricación en un 20 por ciento a menos que la velocidad sea la clave para penetrar en un mercado que de otro modo no podrías alcanzar. Una nueva tecnología que es perjudicial para el mercado en general, pero que te dará una ventaja de primera salida al mercado, es el mejor proceso nuevo para tener en cuenta.

Revolucionar las operaciones

La mayoría de las empresas, así como la mayoría de las organizaciones, en un primer momento tienden a utilizar las nuevas tecnologías de manera muy similar a las más viejos que reemplazaron. Sin embargo, un teléfono celular no es simplemente un teléfono fijo inalámbrico, sino que también es un dispositivo para la reprogramación de las reuniones sobre la marcha, la organización de visitas improvisadas y para evitar el tráfico congestionado. Las empresas que han visto las comunicaciones móviles según estas habilidades han tenido un salto inmediato frente las empresas que todavía se organizan en torno a los paradigmas de los viejos teléfonos celulares cuando ya los celulares han ganado un uso generalizado. Al considerar una nueva tecnología, haz una lista explícita de los supuestos subyacentes en tu modelo de negocio y, a continuación, ve si la tecnología hace que cualquiera de ellos se vuelvan obsoletos.

Radical reducción de costos

Paradójicamente, las nuevas tecnologías pueden ser a la vez una fuente importante de gastos para tu empresa y, al mismo tiempo, un método para erradicar tus mayores costos. Regular la aplicación de tecnología según la vanguardia significa que a veces tendrás que abandonar tu inversión: si la tecnología no funciona, si es derrotada por su competencia o si las empresas relacionadas a tu industria dominan. Por otra parte, algunas tecnologías cambian por completo la estructura de los costos de servicios que prestan: Skype, por ejemplo, ofrece un servicio de bajo costo que sustituye a las llamadas telefónicas internacionales y el servicio de videoconferencia, que antes podía costar miles de dólares al año. Concéntrate en las áreas en donde veas que puedes sacar el mejor partido para tu inversión tecnológica si una nueva tecnología tiene éxito. Sin embargo, debes estar dispuesto a abandonar la vanguardia si no puede cumplir con estas promesas.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images