Las ventajas de decir la verdad en el trabajo

Escrito por David Weedmark | Traducido por Ana María Guevara

Decir la verdad no siempre es fácil. Mantener tu boca cerrada o decir "una mentira blanca" a menudo parece la mejor decisión a corto plazo. Sin embargo, mantener una política de siempre decir la verdad en el trabajo tiene sus propias ventajas que superan con creces al camino más corto. A menudo, las ventajas de decir la verdad en el trabajo no son evidentes sino hasta que consideras la alternativa tácita: habrás desarrollado una reputación de mentiroso o no siempre se puede confiar en ti.

Construyendo tu reputación

Decir la verdad en el trabajo demuestra un compromiso a la integridad que es valorado por los empleadores, compañeros y clientes. Aunque puede que las personas no siempre reaccionen bien a las expresiones individuales de honestidad, respetan a la honestidad y la recuerdan en el futuro. Si alguna vez estás en una situación en la que no puedas probar que estás diciendo la verdad, las personas a menudo te darán el beneficio de la duda si demostraste que eres honesto en el pasado. Por ejemplo, si alguien intenta culparte, tu explicación sobre los eventos será creíble si tienes la reputación de decir siempre la verdad y la otra persona no.

Mejorando la eficiencia

No decir la verdad en el trabajo puede acabar con la eficiencia. Por ejemplo, imagina que el presidente de tu compañía decidió renombrar a un producto. Por miedo a las represalias o simplemente por no querer decepcionar a tu jefe, todo el mundo puede decir que es una excelente idea en vez de expresar su verdadera opinión. El presidente pide al departamento de marketing que comience a trabajar en esto y contrata a un asesor para comenzar un grupo de enfoque. Sólo después de gastar cientos de dólares el presidente aprende la verdad: era una terrible idea y es desechada. El anterior gerente de General Electric lo pone de esta forma: "Olvida la competencia externa cuando tu peor enemigo es la forma en la que te comunicas con otros internamente".

Desarrollando relaciones

Decir la verdad es una parte importante de una relación llena de confianza, ya sea dentro o fuera del trabajo. Por supuesto, la honestidad debe ser combinada con otras cualidades como la paciencia, compasión y una mente abierta a las diferencias de opinión. Sin embargo, una vez que hayas establecido una base de honestidad con tus compañeros de trabajo, una oficina comienza a operar como un equipo en vez de como un grupo de individuos que guardan información para sí mismos. Esto no sólo hace que la organización sea más eficiente al tener todos los remos moviéndose en la misma dirección, usualmente hace que ir al trabajo sea más agradable.

Impulsando la honestidad en otros

Aunque muchos líderes parecen hacer todo lo posible por probar lo contrario, la honestidad es una cualidad importante en un líder genuino. Si quieres que otros te digan la verdad, es importante lidiar con el ejemplo diciendo la verdad tú mismo. No tienes que ser el presidente de una compañía para impulsar a decir la verdad en tu trabajo. Muchas personas mienten y prefieren callarse sólo por miedo a sobresalir. Sin embargo, decir la verdad puede ser una experiencia liberadora. Establecer un ejemplo tú mismo a menudo es todo lo que las personas necesitan para comenzar a hacer lo mismo.

Créditos de las fotos

  • NA/PhotoObjects.net/Getty Images