Las principales diferencias contables entre organizaciones con fines de lucro y sin fines de lucro

Escrito por James Green | Traducido por Mayra Cabrera

Las organizaciones con fines de lucro y las que no lo son, como su nombre indica, difieren en cuanto a sus objetivos. Mientras que las primeras se centran en la maximización de los beneficios, las segundas no. Esto tiene un impacto considerable en los métodos contables de cada tipo de organización. Mientras que las que son con fines de lucro basan su contabilidad en los ingresos trimestrales, las que son sin fines de lucro solamente preparan estados que giran en torno a sus actividades.

Organizaciones sin fines de lucro y con fines de lucro

Hay varias diferencias entre las organizaciones con fines de lucro y las sin fines de lucro. Si bien el objetivo de las primeras es maximizar las ganancias y reenviar estos beneficios a los propietarios y accionistas de la empresa, las organizaciones sin fines de lucro tienen por objeto proveer las necesidades de la sociedad. Las organizaciones no lucrativas no tienen propietarios. En lugar de maximizar las ganancias, lo que significa maximizar los ingresos y minimizar los costos, están más preocupados por asegurar ingresos mayores que los costos. Esto asegura que la organización no lucrativa todavía pueda proveer las necesidades de la sociedad.

Exención de impuestos

Las organizaciones con fines de lucro deben pagar impuestos sobre sus ingresos netos, pero esto no ocurre para las organizaciones no lucrativas si están exentas de impuestos. Si el objetivo de una ONG es aumentar el bienestar de la sociedad, los gobiernos tienden a ayudar a esta causa, reduciendo al mínimo los costos de ésta tanto como sea posible. Son estas diferencias entre los dos tipos de organizaciones que tienen un impacto en los métodos de contabilidad de cada una. Cuando una organización no lucrativa exenta de impuestos somete sus cuentas al IRS, sólo se evalúan por los impuestos que son secundarios al ámbito de la organización, como el impuesto sobre las ventas o sobre bienes inmuebles. Por otro lado, el IRS examina las ganancias hechas por interés, además de los impuestos secundarios.

Balance general

La mayoría de las organizaciones con fines de lucro preparan un balance cada trimestre. El balance general muestra el patrimonio del propietario de la empresa. El capital del propietario se compone de los activos, lo cual es todo lo que la empresa posee, y pasivos, que es todo lo que la empresa debe a otros. La equidad del propietario tiene un impacto directo en las acciones ordinarias y preferentes de la empresa, si aplica. Una organización no utiliza un balance, ya que no tiene dueños. En su lugar, elaborará un "estado de situación financiera", que se centra únicamente en los activos y pasivos. Sumar activos a pasivos da los activos netos de la compañía. Los contadores entonces examinan los activos netos para evaluar la dimensión financiera de la organización no lucrativa.

Estado de resultados

Además de un balance general, las organizaciones que son con fines de lucro prepararán un estado de resultados de cada trimestre. Este estado de resultados mostrará una lista de ingresos de la compañía, las ganancias, gastos y pérdidas. El objetivo principal de una cuenta de resultados es evaluar el desempeño financiero de la empresa sobre una base trimestral. Esto a su vez tiene un impacto en el valor de la compañía y la cotización de las acciones, y los accionistas de la empresa tienen el derecho legal de estas cuentas de resultados. Las organizaciones sin fines de lucro, por otro lado, no compilan una cuenta de resultados, sino que preparan una declaración de actividades de cada trimestre. Este documento se limita a enumerar los ingresos menos los gastos de la organización, más los activos netos.

Créditos de las fotos

  • Hemera Technologies/Photos.com/Getty Images