Las limitaciones del uso de una tarjeta de crédito como forma de pago

Escrito por Louise Balle | Traducido por Enrique Pereira Vivas

Algunos propietarios de negocios optan por las tarjetas de crédito como una forma de financiar la creación de empresas así como para las necesidades actuales de la empresa. Si la tarjeta tiene términos razonables y el dueño del negocio tiene habilidades para el manejo del dinero, esto puede ser una opción viable. Pero es importante tener en cuenta las limitaciones del uso de una tarjeta de crédito como una forma de pago cuando estás ejecutando un negocio.

Identificación

En muchos casos, una tarjeta de crédito empresarial es lo mismo que una cuenta personal. Tienes un límite de crédito extendido y se te proporciona un tipo de interés asociado a la cuenta. Debes hacer pagos regulares en la cuenta que por lo menos cumplan con el mínimo requerido por el acreedor.

Características

Aunque una cuenta de tarjeta de crédito empresarial es similar en concepto a una cuenta de crédito estándar, ésta normalmente viene con una serie de características adicionales para los propietarios de negocios. Por un lado, las compañías de tarjetas de crédito empresariales comúnmente ofrecen programas de recompensas comerciales para que el propietario pueda acumular puntos para futuras compras, incluyendo viajes y los gastos de oficina. Algunas cuentas de tarjeta de crédito empresarial cuentan con títulos especiales como "Tarjeta de visita Platinum" y listan el nombre de la empresa además del nombre del usuario como una forma de darle a la compañía una imagen más profesional.

Desventajas

Tan conveniente como puede parecer usar una tarjeta de crédito como una forma de pago, también tiene sus limitaciones. Por ejemplo, la tasa puede variar a criterio del acreedor. Aunque puede que tengas una tasa baja cuando te inscribes en la cuenta, el crédito puede cambiarla por cualquier razón. Además, debido a que tienes un límite de crédito puede que no tengas suficiente crédito disponible para pagar tus obligaciones comerciales si esa es tu única fuente de financiación. Por último, estás tomando el riesgo de acumulación de deuda no garantizada en el nombre de la empresa a través del tiempo; esto podría reducir tu calificación de crédito comercial y personal.

Advertencia

Algunas personas optan por utilizar una cuenta de tarjeta de crédito personal para cubrir los costos de una empresa. No siempre es una buena idea usar una cuenta de tarjeta de crédito personal para los gastos del negocio por un par de razones. Por un lado, el propietario es personalmente responsable por la deuda de la compañía. Además, es difícil clasificar correctamente tus gastos cuando mezclas tus gastos personales con tus cargos empresariales.

Información de expertos

La Ley de Tarjetas de Crédito 2010 no incluye protecciones para los titulares de una tarjeta de crédito para una pequeña empresa. Por esta razón, Odysseas Papadimitriou, el director general de Evolution Finance, sugiere que pienses dos veces antes de acumular y llevar un saldo de una tarjeta de crédito empresarial.

Créditos de las fotos

  • credit card and hand image by Warren Millar from Fotolia.com