Las fortalezas y las debilidades de las cuentas por cobrar

Escrito por Amanda McMullen | Traducido por Enrique Pereira Vivas

    Aunque muchas empresas cobran una indemnización antes o inmediatamente después de la prestación de un servicio o luego de vender un producto, algunas empresas permiten a los clientes pagar en una fecha posterior. Cuando los clientes le deben dinero a un negocio, el negocio típicamente organiza las deudas mediante un sistema de cuentas por cobrar. Los sistemas de cuentas por cobrar tienen fortalezas y debilidades.

    Acerca de las cuentas por cobrar

    Un sistema de cuentas por cobrar de una empresa contiene un registro para cada cliente que le debe dinero a la empresa. Cada registro muestra la cantidad de dinero que el cliente debe, la fecha de la compra o del servicio y el historial de pago del cliente. La mayoría de los registros también muestran la fecha de vencimiento del próximo pago. A medida que los clientes envían dinero a la empresa, los empleados actualizan los registros en el sistema de cuentas por cobrar para reflejar los pagos.

    Fortalezas

    Un sistema de cuentas por cobrar permite a una empresa mantener organizados los registros de las deudas y de los pagos de cada cliente en un solo lugar. Los sistemas de cuentas por cobrar computarizados pueden recordarle a las empresas para enviar facturas a los clientes que deben dinero. Como las cuentas pendientes de pago se consideran un activo, las cuentas por cobrar también incrementan el patrimonio total de la empresa en su hoja de balance. Las empresas que mantienen los registros de las cuentas por cobrar también pueden ser capaces de utilizar el valor de las cuentas pendientes de pago para obtener un financiamiento.

    Debilidades

    Aunque las cuentas por cobrar aparecen como activos en la hoja de balance de una empresa, la empresa puede usarlas para el capital sólo si ésta espera que los clientes paguen sus facturas o la empresa venda las cuentas a una compañía financiera. Por otra parte, el valor real de las cuentas suele ser inferior al total de los saldos, ya que algunos clientes pueden declararse en quiebra o negarse a pagar sus cuentas.

    Consideraciones

    Aunque algunos clientes puede que no paguen sus deudas, las empresas pueden ser capaces de cancelar las deudas malas en sus declaraciones de impuesto sobre la renta. Los sistemas de cuentas por cobrar a veces presentan un problema para las empresas con pocos empleados disponibles para manejar las finanzas de la empresa. Si el mismo empleado puede recibir pagos, actualizar los registros de las cuentas por cobrar y conciliar las cuentas bancarias de la empresa, éste puede ser capaz de malversar el dinero de la compañía.

    Créditos de las fotos

    • Digital Vision./Digital Vision/Getty Images