Las etapas clave del proyecto para el desarrollo y lanzamiento de un sitio de eCommerce

Escrito por Elizabeth Mott | Traducido por Daniel Gómez Villegas
El desarrollo de un sitio e-commerce requiere tiempo y experiencia, pero gran parte del trabajo del desarrollo del sitio se produce antes de que cualquiera de tu equipo diseñe páginas o escriba código.

El desarrollo de un sitio e-commerce requiere tiempo y experiencia, pero gran parte del trabajo del desarrollo del sitio se produce antes de que cualquiera de tu equipo diseñe páginas o escriba código.

El desarrollo de un sitio de comercio electrónico o e-commerce requiere tiempo y experiencia, pero gran parte del trabajo del desarrollo del sitio se produce antes de que cualquiera en tu equipo diseñe páginas o escriba código. A medida que el proyecto avanza a través de su vida funcional como generador de ingresos en línea, se mueve del concepto a la implementación operativa. Para alcanzar una plena funcionalidad debes imaginar la mayor eficiencia posible; el flujo de trabajo de desarrollo de tu sitio debe incluir estas etapas.

Concepto general

Para diseñar un sitio web, debes entender las necesidades a las que sirve, desde la declaración más amplia de concepto subyacente hasta los objetivos del servicio inmediatos y futuros del sitio. Esta fase de lluvia de ideas a grandes rasgos requiere que todos los que contribuyen al diseño de tu sitio de e-commerce piensen en lo que el sitio debe hacer y cómo debe hacerlo. Algunas de estas preguntas requieren una comprensión igualmente minuciosa de a quién sirve el sitio, ya que la forma en que tu sitio vende sus mercancías depende en parte de quién está comprando. Al mismo tiempo, es importante identificar y examinar tu competencia para determinar si tendrá algún efecto sobre la forma en que estructuras tu sitio.

Diagrama de flujo

Desde los aspectos más básicos de la navegación, hasta un mapa totalmente planificado del sitio, debes dar estructura a tu sitio de comercio electrónico para poder construirlo. Utilizando diagramas de flujo para procesos y conceptos, puedes imaginar y construir un plan de sitio que se adapte a tus necesidades iniciales y crecer con tus objetivos de ventas, sin ser difícil de ampliar o actualizar. Estas preocupaciones tienen prioridad sobre el diseño visual de tu sitio, ya que dictan el esqueleto sobre el que la piel y la carne de diseño visual estarán construidos.

Diseño de conceptos

Todo lo relacionado con el aspecto de tu sitio de e-commerce debe armonizar la imagen de tu empresa y la oferta de tus productos. Si tanto tu sitio como tu empresa son nuevos, las decisiones que tomes sobre logotipos, combinaciones de colores, tipografías y más, afecta a todo lo que haces para iniciar todas las fases de tu empresa. Una vez que la base de color y estilo reciban la aprobación, puedes iniciar el prototipo de la página en base ​​al diagrama de flujo y el plano del sitio.

Programación y pruebas

Determinar cómo funciona tu sitio también determina qué tipo de programación debe ser la base de su funcionalidad. Los programadores y diseñadores deben trabajar mano a mano para asegurar que el aspecto sea compatible con el funcionamiento, y el funcionamiento va con el aspecto. Desde hojas de estilo en cascada, hasta código JavaScript y PHP, toda la programación subyacente debe ser construida y probada para asegurar que funciona correctamente, soportar tus necesidades de venta y protección contra intrusos maliciosos.

Implementación

Una vez que estés satisfecho de que has construido la estructura correcta para el sitio, diseñado la apariencia adecuada y construido una base de código para soportar los objetivos de tu e-commerce, es el momento de subir todos los archivos y datos, dar a conocer tu nueva empresa y abrir las puertas del negocio. El lanzamiento del sitio puede requerir una importante campaña de marketing a través de medios sociales y de marketing directo, para atraer clientes. Después de que esté en funcionamiento, debes mantener y soportar tu sitio para mantenerlo actualizado y funcionando sin problemas.

Créditos de las fotos

  • Ryan McVay/Digital Vision/Getty Images