Las desventajas y ventajas del costeo basado en actividades

Escrito por Eileen Rojas | Traducido por Patricia A. Palma

El costeo basado en actividades (ABC) es una manera de asignar los costos sobre la base de la cantidad de recursos que consume un producto o servicio. El uso de este sistema es especialmente importante para las empresas que ofrecen productos o servicios personalizados. Un entorno de producción personalizada requiere la asignación de ABCs a los gastos indirectos de un producto para identificar su verdadero costo. La implementación de este sistema puede ser una tarea difícil para cualquier empresa, y el proceso conlleva una serie de ventajas y desventajas.

Implementación costosa

Implementar un sistema ABC puede ser costoso y consume mucho tiempo. Debido a que se analizan las actividades comerciales, estas se deben dividir en componentes individuales. Todo el proceso puede consumir recursos valiosos para reunir los datos y medidas e ingresarlos en el nuevo sistema. Las empresas también pueden necesitar la asistencia de un consultor que se especialice en la instalación de un sistema ABC y pueda proporcionar capacitación para su uso. Utilizar un programa de computadora puede añadir un gasto adicional a su aplicación, pero automatizaría muchas de los aspectos manuales implicados en el uso del ABC.

Mala interpretación de los datos

Los informes elaborados por un sistema ABC contienen información, como los márgenes de productos, que varían de los datos reportados por un método económico tradicional. También, es posible que algunos de los costos basados ​​en actividades puedan ser irrelevantes en ciertos escenarios para la toma de decisiones; por ejemplo, el ABC no se ajusta a las normas de contabilidad y no debe ser utilizado para información externa. Dado que las figuras tradicionales de costos tienden a seguir la norma, interpretar los datos del ABC junto con la información contable puede ser confuso y conducir a la mala toma de decisiones. Utilizar un programa de computadora puede simplificar el proceso de mantenimiento de un sistema ABC y facilitar su integración con la información de contabilidad de costos habitual.

Mejora de los procesos de la empresa

Un sistema ABC asigna los costos indirectos en base al factor de costo de un producto, o al factor que crea el costo. Cuando los costos se asignan por producto, comienza a surgir una imagen de los procesos de negocio que están funcionando bien y cuáles necesitan ser mejorados. El ABC puede ser usado para identificar las actividades sin valor añadido y ayudar a una mejor asignación de recursos para que las actividades resulten más eficientes y rentables. Usar este sistema también puede agregar valor a la mejora continua de los procesos de la empresa.

Identificación de los productos antieconómicos

El método ABC para la contabilidad de gastos es similar al utilizado en el trabajo de producción, permitiendo que tu empresa entienda mejor dónde van los gastos generales. Los datos pueden identificar los productos antieconómicos y los costos innecesarios, por lo que los recursos pueden ser utilizados de manera productiva. El método también ayuda a fijar los precios excesivos o incorrectos de los productos o servicios. Por lo general, la calidad de los productos y servicios puede mejorar debido a que los datos del ABC detallan la producción y las cuestiones de costos que necesitan ser resueltas.

Créditos de las fotos

  • Epoxy/Photodisc/Getty Images