Las desventajas de una estrategia de precios bajos todos los días

Escrito por George N. Root III | Traducido por Gabriela Nungaray

Los precios de los productos son un elemento importante de una estrategia de mercadotecnia. El concepto de "precios bajos todos los días" significa que tu empresa trata constantemente de ser el proveedor con el precio más bajo en el mercado para un bien o servicio, basado en las encuestas de precios de la competencia. Tener el precio más bajo puede ser ventajoso para tu esfuerzo de mercadotecnia, pero la estrategia también tiene varias desventajas.

Credibilidad

En los años previos a la utilización frecuente de Internet en el comercio electrónico, ser el líder de precios bajos todos los días significaba ser el líder de precios en tu región geográfica. Internet ofrece a los consumidores la posibilidad de revisar tus precios en contra de cientos o miles de minoristas en línea. Tu empresa puede llegar a perder credibilidad entre los consumidores si los precios bajos todos los días no son comparables a los precios que se encuentran en Internet, según el sitio web Knowledge@Emory.

Descuentos

La promesa de precios bajos todos los días puede funcionar en contra cuando se trata de descuentos y ofertas especiales de precios. Debido a que tu empresa se ​​esfuerza por ofrecer los precios más bajos en todo momento, puede que no tengas margen de beneficio suficiente para ofrecer descuentos promocionales ocasionales. Los descuentos de precios son vehículos de mercadotecnia que pueden ser utilizados para mejorar las ventas, según el sitio web NetMBA. Cuando hayas condicionado a los clientes a esperar precios bajos todos los días de tu compañía, ofrecer descuentos en los precios puede parecer contradictorio, ya que puede causar a los clientes la pregunta si tienes o no realmente el precio más bajo.

Percepción de la calidad

La fijación de precios basada en la competencia es un modelo que se basa en los hábitos de precios de la competencia. No toma en cuenta el costo del producto, tu margen de beneficio o la demanda del producto. En algunos casos, puedes estar obligado a vender el producto con una pérdida para mantener la competitividad. Ser siempre el proveedor con el precio más bajo a veces crea la percepción de que la calidad de los productos es más baja que la de la competencia, de acuerdo con Karl Heil, escritor del sitio web Referencia para los negocios. Algunos consumidores pueden asumir que los productos falsificados o reacondicionados son los medios por los cuales mantienes tus precios bajos.

Servicio al cliente

Una oferta de precios bajos todos los días reduce tu margen de beneficio y te obliga a operar con un bajo presupuesto. Si no puedes permitirse el lujo de contratar el número de asociados de ventas necesarios para mantener un alto nivel de servicio al cliente, a continuación, los precios bajos todos los días pueden no ser suficiente para mantener renovaciones de contratos.

Créditos de las fotos

  • Martin Poole/Digital Vision/Getty Images