Las desventajas de una empresa propietaria

Escrito por Helen Akers | Traducido por Enrique Pereira Vivas

Una empresa propietaria es una de las formas legales de un negocio pequeño en Australia. Es similar a la corporación de responsabilidad limitada vista en algunas áreas de Estados Unidos. Con una compañía propietaria, la organización mantiene una identidad independiente. Sus propietarios, empleados y accionistas no siempre asumen plena responsabilidad por las deudas de la empresa. El gobierno grava la empresa por separado. En virtud de la legislación australiana, una compañía propietaria debe contener o bien responsabilidad limitada para sus accionistas basado en el porcentaje de propiedad o bien responsabilidad ilimitada a través del capital social, de acuerdo con Nine MSN. Varios inconvenientes de una empresa propietaria son similares a los de las corporaciones de responsabilidad limitada.

Cara

Una desventaja de la formación de una empresa propietaria son sus costos más altos. Se trata de un requisito presentar documentos oficiales de inscripción con la Australian Securities and Investments Commission (ASIC). Los contribuyentes puede que tengan que pagar algunos cargos por inscripción y trámites diversos. Las empresas propietarias también pueden tener que cumplir las obligaciones anuales de información financiera. Los directores puede que necesiten documentar las reuniones de accionistas y presentar la documentación correspondiente con el ASIC. La compañía normalmente tiene cargos adicionales en forma de papeleo en el momento de la presentación.

Reglamento del gobierno

Una empresa propietaria está sujeta a las normas y a los reglamentos de la ASIC. El incumplimiento puede resultar en multas y sanciones. Puede ser lento, repetitivo y molesto a veces asegurarse de su cumplimiento. Una empresa propietaria, por lo general, tendrá que contratar los servicios de un contable y un abogado sólidos. Emplear los servicios de un equipo de contabilidad y legal contribuye a garantizar que una empresa propietaria cumpla con todos los informes adicionales y requisitos de contabilidad por las regulaciones gubernamentales.

Requisitos del director y accionista

Las empresas propietarias deben tener por lo menos un director. El ASIC requiere que por lo menos un director mantenga su residencia legal en Australia. Con el fin de cumplir con los requisitos de presentación, una compañía propietaria también debe tener al menos un accionista, pero no más de 50. Estos accionistas no deben ser empleados de la empresa. El ASIC también requiere que las empresas propietarias mantengan por lo menos un secretario. Los directores deberán comunicar cualquier cambio de nombres y direcciones al ASIC.

Disolución

La disolución de una empresa propietaria puede complicarse. El ASIC mantiene una lista de los requisitos que las empresas deben cumplir para que el ASIC acepte la solicitud de cancelación del registro de una empresa. Algunos de estos requisitos incluyen cero deudas pendientes, no tener pleitos pendientes, tasas o multas, y unos activos menores de US$1.000. Todos los miembros de la empresa deben ponerse de acuerdo para disolver su existencia. El tiempo entre la presentación del papeleo de una compañía propietaria y su procesamiento puede ser largo.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images