Las desventajas de un currículum funcional

Escrito por Robert Morello | Traducido por Beatriz Sánchez

Los currículos funcionales son diferentes a los de formato cronológico tradicional que muchas personas consideran como la norma entre los tipos de hojas de vida. Aunque los cronológicos listan tus puestos anteriores y la experiencia en orden, tal y como sucedieron, los currículos funcionales reducen todo el lote en un comunicado de habilidades y logros sin preocuparse por el tiempo y el orden. Los currículos funcionales tienen un propósito definido para algunos solicitantes, pero pueden tener sus desventajas.

Aspecto

Un problema importante con los curriculums vitae funcionales es su formato reconocible. Los currículos funcionales son diferentes en diseño a los currículums cronológicos tradicionales y, como tal, se necesita sólo una mirada de un profesional de recursos humanos para darse cuenta de que no proporcionó la información en el formato estándar. En algunos casos esto puede ser lo más lejos que llegará tu currículum funcional con un empleador, ya que muchos no tienen en cuenta el formato funcional, ni los problemas que consideran que esconde. Puede ir directamente a la trituradora sin haber sido leído.

Señales de alerta

Los currículos funcionales son una gran herramienta para aquellos que no tienen una impresionante lista de puestos de trabajo y logros anteriores o que desean olvidarse de algunas deficiencias en el empleo o posibles problemas de la edad. El problema es que los posibles empleadores también saben estos trucos y pueden ser escépticos sobre tu curriculum vitae funcional. La falta de fechas, nombres de empresas y cargos deja muchos interrogantes para muchos empleadores que no tomarán en serio tu currículum. Si un empleador está tan impresionado por tu hoja de vida funcional que decide llamarte para una entrevista, puedes esperar que te haga preguntas específicas de carrera en un intento por llenar los espacios en blanco y disipar los temores que en tu hoja de vida no se abordan.

La falta de contexto

Debido a que los currículos funcionales pueden ser poco claros, algunos profesionales de la contratación no los aceptan como representaciones de tu experiencia real. Los cronológicos muestran todas las posiciones que has tenido en el pasado, las fechas en las que las tuviste y los conocimientos que has utilizado o has obtenido en el trabajo. Un curriculum vitae funcional elimina la mayoría de esta información y enumera sólo las habilidades. Sin un marco sólido que acompañe a la información básica sobre habilidades, los posibles empleadores y profesionales de contratación no pueden juzgar si tu experiencia se relaciona con la industria para la cual estás solicitando el empleo, cómo se alinean los trabajos anteriores con la posición abierta o cuántos años de experiencia tienes actualmente . Los empleadores tienden a elegir a alguien con un fondo sólido y bien definido en lugar de un solicitante con una historia enigmática.

La falta de experiencia

Los empleadores ven currículos funcionales como indicadores de que el solicitante carece de una experiencia en el mundo real. Puesto que los currículos funcionales a menudo son utilizados por los estudiantes que vienen directamente de la escuela, la falta de listados cronológicos puede indicar una clara falta de experiencia en el mundo real. La mejor manera de evitar este problema es explicar tu elección de formato de hoja de vida y tu enfoque en la búsqueda de empleo en tu carta de presentación. Si tu carta es impresionante y lo suficientemente directa como para conseguir la atención de los profesionales de contratación, puede llegar más lejos que tu hoja de vida, o al menos tener un ojo menos crítico al revisarla.

Créditos de las fotos

  • Creatas Images/Creatas/Getty Images