Las desventajas de ser un consultor

Escrito por Jill Leviticus | Traducido por Anabel Vazquez
Investiga cuán altos son los costos de seguro antes de que empieces un negocio de contrataciones.

Investiga cuán altos son los costos de seguro antes de que empieces un negocio de contrataciones.

Trabajar como consultor puede parecer una elección de carrera ideal, particularmente si te gusta la idea de ser tu propio jefe. Escoger proyectos que te interesan y trabajar en tus propias horas es ciertamente atractivo, pero existen varios obstáculos en la consultoría que deben ser considerados antes de que empieces a promocionar tus servicios.

Seguridad en el trabajo

Los consultores podrían encontrarse con un futuro incierto al término de un proyecto si no tienen otro proyecto en puerta. Dependiendo del tipo de trabajo que hagas, puede tomarte semanas o meses para encontrar otro proyecto. Desarrollar una extensa red de contactos de trabajo puede ayudarte a encontrar trabajo de manera mas rápida al terminar un proyecto. Los recortes de presupuesto u otros factores pueden ocasionar que no te den una renovación de contrato, incluso cuando la compañía te haya dicho que desearía continuar con la relación de trabajo. De hecho si las finanzas de la compañía dictan que se debe recortar a alguien de un proyecto, los contratistas son los primeros en irse.

Horarios

Serán necesarias largas jornadas de trabajo, particularmente si estás intentado impresionar a un nuevo cliente. Si trabajar de 9 a 5 es importante para ti, ser contratista no podría ser la mejor opción de carrera. Cuando se avecine la fecha límite, se esperará de ti que tengas tu trabajo completado sin importar las horas que debas trabajar para poder tener a tiempo tu proyecto. Los enlaces a sitios de Internet de consultoría comentan que si tu trabajo requiere estar en reuniones constantemente, el único tiempo que tendrás para completar tu trabajo será después de las horas normales de trabajo.

Beneficios

Necesitarás pagar tu propio seguro de vida y no obtendrás ningún beneficio de la compañía, como una cuenta con beneficios para tu retiro, incapacidad o un seguro de vida si decides convertirte en un contratista independiente. Cuando compras una cobertura de seguro por tu cuenta, prepárate para pagar un precio mas alto del que pagarías si fueras un empleado de una empresa. El trabajar por tu cuenta también implica perderse ciertas ventajas, incluyendo las contribuciones de tener una cuenta de plan de retiro. Aunque puedes abrir tu propia cuenta de retiro, tu balance incrementará mucho mas rápido si tu empleador está combinando todo o una parte de tu contribución. También dejarás de lado otras cosas que hacen atractivo el trabajar para una compañía incluyendo bonos, cuentas flexibles para gastar y automóviles proporcionados por la empresa.

Consideraciones financieras

Comparando el salario que ganes como empleado no será suficiente para sustentar tu estándar de vida si te conviertes en un contratista. Como consultor, tendrás que hacer mas dinero del que ganaste como empleado para pagar cosas como seguro de salud y cuentas de ahorro para el retiro. Los días de enfermedades y vacaciones no serán pagados, lo cual puede causar estragos si una enfermedad seria no te permite trabajar. También necesitaras un plan para tiempos de poco trabajo y mantener una cantidad saludable en tu cuenta de ahorros para mantenerse hasta que empieces con un nuevo contrato de trabajo. El sitio de Internet Nolo comenta que no podrás obtener un seguro de desempleo como contratista independiente cuando se acabe un proyecto, ya que el beneficio solo está disponible para empleados que trabajan para compañías que pagan un impuesto de compensación de desempleo.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images