Las desventajas de los círculos de calidad

Escrito por Sharon Platz | Traducido por Anya Briceño

Los círculos de calidad tuvieron su apogeo en los Estados Unidos en 1980; en el siglo XXI casi han desaparecido. Algunas organizaciones aún los usan, o una variación de su concepto, e invitan a los empleados clave a participar en círculos de calidad, como una especie de control de calidad. A pesar de los mejores esfuerzos del empleador y de los empleados, los círculos de calidad tienen sus desventajas. Considera estas desventajas antes de implementar este concepto en su pequeño negocio.

Nacimiento de los círculos de calidad

Los círculos de calidad nacieron en las conferencias de W. Edwards Deming sobre las dificultades de la estructura de los controles de calidad estadounidenses en las fábricas e instalaciones industriales de la época de la segunda guerra mundial. Deming rechazó la práctica común de darles a los gerentes y a los ingenieros el 85% de la responsabilidad de los controles de calidad y darles a los empleados de las líneas de fabricación solo el 15% de la misma responsabilidad. Los japoneses anotaron los argumentos de Deming y pasaron el control de calidad a los trabajadores de la línea de fabricación, en vez de esperar hasta que la producción estuviese completa y sea inspeccionada por los gerentes e ingenieros. Esto, asu vez, aseguraba la calidad del producto durante el proceso de fabricación, cuando se podían efectuar los ajustes, en vez de esperar hasta que se haya terminado la fabricación, cuando era demasiado tarde.

Implementación de círculos de calidad

Los japoneses probaron las teorías de Deming y integraron a los empleados clave de las líneas de fabricación en los círculos de calidad. Estos trabajadores se reunían con gerentes e ingenieros para discutir cualquier problema con la calidad que ellos hubieses observado en las líneas de fabricación durante el proceso de manufactura. Esto les daba a los gerentes e ingenieros la capacidad de abordar problemas de la producción en la fuente y hacer la fabricación más eficiente para asegurar que todos los productos cumplan los estándares de control de calidad en la inspección final.

Círculos de calidad en los Estados Unidos

El gigante aeroespacial Lockheed visitó las plantas de fabricación japonesas en 1970 y trajo el concepto de los círculos de calidad a los Estados Unidos. Para 1980, los círculos de calidad se habían transformado de la industria manufacturera a compañías de Fortune 500, que también formaban círculos de calidad para abordar problemas con respecto a las relaciones de los trabajadores y otros temas operativos.

Primer golpe

A medida que los Estados Unidos entraron a 1990, el Consejo Nacional de Relaciones Laborales supervisó los círculos de calidad y presentó, de forma legal, su primera desventaja. El NLRB estableció que ciertos tipos de círculos de calidad violaban la Ley Wagner de 1935, porque formaban lo que el NLRB consideraba "organizaciones dominadas por sindicatos y gerencias", según la revista Inc. Las compañías que permitían estos tipos de círculos de calidad se vieron rápidamente en problemas con el NLRB.

Segundo golpe

En el año 2000, los círculos de calidad se consideraban parte del pasado y fueron reemplazados por nuevas técnicas de administración que no atraían la atención del NLRB a las nuevas prácticas de la compañía. Los círculos de calidad simplemente pasaron de moda. Muchos círculos se implementaron inapropiadamente y, como consecuencia, no sirvieron a su propósito original de asegurar el control de calidad a nivel de los trabajadores. De hecho, estos problemas se discutieron pero no se reconocieron muchos años antes del siglo XXI. En un resumen de 1983, titulado "Explorar los círculos de calidad en el suministro de servicios de recreación terapéutica", las desventajas de los círculos de calidad que se mencionaron fueron: la falta total de apoyo gerencial o inapropiado apoyo, el tiempo requerido para implementar los círculos de calidad, el desatino de la compañía al no contratar consultores para los círculos, y, tal y como lo decía el NLRB, la composición o estructura inadecuadas de los círculos de calidad.

Golpe final

Tal vez la desventaja más lógica de los círculos de calidad es la más obvia: los círculos de calidad no tienen poder para cambiar la estructura ya existente no pueden implementar procedimientos. Un grupo de trabajadores, aunque tengas razón sobre los puntos que están presentando, simplemente no tienen el poder de hacer los cambios necesarios que están sugiriendo. Ningún círculo de calidad logrará su propósito si los que tienen el poder no los escuchan e implementan lo que los trabajadores sugieren. En consecuencia, sacar a los trabajadores de sus deberes para reunirlos con la gerencia y discutir posibles soluciones en vano es una pérdida de tiempo y de dinero.

Créditos de las fotos

  • Comstock/Stockbyte/Getty Images