Las desventajas de la rotación de inventarios

Escrito por Chris Joseph | Traducido por Gabriela Nungaray

Las empresas que venden bienes se esfuerzan por alcanzar el nivel adecuado de rotación de inventario. La rotación es una medida de qué tan rápido los productos se mueven a través de un negocio desde el momento de su compra hasta que el de su venta. Si bien una rotación más rápida es generalmente un hecho favorable para un negocio, pueden surgir problemas si la rotación es demasiado rápida o demasiado lenta.

Pérdida de ventas

Si la rotación de inventarios es demasiado rápida, podría afectar negativamente las ventas. Los comerciantes pueden elegir limitar la variedad de productos que llevan para evitar una acumulación de inventario y mantener las mercaderías en movimiento en el transcurso de la operación. Mientras que los comerciantes pueden vender rápidamente el inventario que tienen a mano, pueden tener dificultades para mantener los estantes llenos o no pueden ofrecer una amplia selección suficiente para satisfacer las necesidades del cliente. Los clientes que no pueden encontrar lo que están buscando o no están impresionados con la variedad de productos irán a otro lugar y no regresarán al establecimiento.

Mayores gastos

Los comerciantes que compran en pequeñas cantidades para mantener alta la rotación de inventario suelen incurrir en mayores costos. Puede que no sean elegibles para los descuentos por volumen u ofertas especiales disponibles para los que compran en grandes cantidades. Los costos de transporte también pueden ser mayores, ya que los fabricantes y distribuidores a menudo cobran mayores precios de envío para pedidos pequeños. En algunos casos, los comerciantes pueden tener que recurrir a costosos métodos de entrega urgente para evitar situaciones en que ya no haya inventario. Estos comerciantes pueden necesitar para hacer pedidos con más frecuencia, lo que resulta en mayores gastos de procesamiento.

Mercadería obsoleta

En operaciones donde la rotación de inventario es baja, los comerciantes corren el riesgo de quedar atrapados con la mercancía que se convierte en inservible debido a la obsolescencia. Esto puede ser un problema importante en las industrias donde el consumidor percibe constantemente el cambio o en aquellas donde la tecnología evoluciona rápidamente. Tener mercadería obsoleta significa que el vendedor no tiene suficiente espacio de almacenamiento para tener artículos actuales novedosos en demanda, lo que resulta en la pérdida de ventas. El comerciante puede tener que recurrir a la venta de la mercdería a precios muy reducidos, lo que reduce sus ganancias.

Costos de transporte

La baja rotación de inventario puede dar lugar a mayores costos de transporte. El inventario debe ser almacenado, manipulado y asegurado, lo cual representa costos para la empresa. El inventario almacenado también es susceptible a la retracción, que es la pérdida debido a las ocurrencias como el daño y el robo. Al igual que con mercancía obsoleta, un gran volumen de productos de lento movimiento también se traduce en la pérdida de oportunidades debido a no tener espacio de almacenamiento para rotar más rápidamente los artículos.

Créditos de las fotos