Las cualidades de un camarero

Escrito por Neil Kokemuller | Traducido por María Echenique

Los camareros son profesionales de servicio de alimentos, que toman los pedidos y atienden a las necesidades de alimentos y bebidas de los clientes, en restaurantes casuales o formales. A pesar de que para el trabajo de camarero normalmente no se requiere educación formal o capacitación, hay algunas cualidades comunes que ayudan a los mejores servidores a conseguir trabajo en los restaurantes de elite y a ganar más dinero en las propinas.

Manejo del estrés

Los camareros son empleados de servicio y los restaurantes son a menudo ambientes de ritmo laboral rápido, donde el trabajo es servir a los clientes. El movimiento constante, las conversaciones ruidosas, los ruidos, el perpetuo proceso de toma de pedidos, entrega de alimentos y bebidas, y el cobro de los pagos, pueden sobrepasarte. Los camareros deben tener una buena capacidad de lidiar con el bullicio de la ciudad manteniendo una actitud positiva para ofrecer un buen servicio al cliente.

Orientado a las personas

Si no te gusta la gente, ser camarero no es para ti. Los camareros necesitan una orientación al servicio y una gran capacidad de comunicación para tener éxito. Como camarero, tienes que presentar inmediatamente una actitud amistosa y optimista, comunicar promociones, hacer recomendaciones del menú y escuchar bien a los pedidos de los clientes. También tienes que lidiar con las quejas y necesidades de los mismos. En algunos restaurantes, deberás trabajar en varias mesas a la vez, siendo constantemente solicitado para servir más bebidas, alimentos, llevar cuentas u otros artículos. El mantener el enfoque del cliente te ayudará a mantener tu enfoque en las metas del servicio.

Pensar rápido

Los camareros necesitan la capacidad de pensar problemas o situaciones inesperadas, y hacerlo rápidamente, en un restaurante de ritmo rápido. Por ejemplo, si una orden está en mal estado o se retrasa tienes que encontrar la manera de apaciguar al cliente. Si un cliente pide algo que la cocina no tiene, necesitas hacer una recomendación de algo similar, o hacer algunas preguntas para sugerir una alternativa apropiada. Es importante también que reconozcas cuándo los clientes necesitan que les sean retirados los platos o rellenados los vasos, sin preguntarles.

Experto

Los camareros son la cara de un restaurante para sus clientes. No sólo ofreces un servicio, también representas el menú, la comida y otros productos con los que tu negocio hace dinero. Conocer el menú y las especialidades que hacen que tu restaurante sea distinto es esencial. Si tu restaurante hace pan a partir de la ralladura, destaca eso ante los clientes de forma inmediata. Conoce los ingredientes para ayudar a los clientes a evitar alergias y, si se te pide, sé capaz de explicar cómo es preparada la comida. Los buenos camareros prueban los alimentos del menú para hacer recomendaciones honestas a los clientes. El paso del tiempo, saber el menú y estar acostumbrado a saber qué quieren los clientes habituales, es la forma de construir la retención y desarrollar buenas fuentes de ingresos de propinas.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images