La relación entre planificación y organización

Escrito por Louise Balle | Traducido por Sofia Elvira Rienti

Si bien ambos son diferentes en cuanto a significado, la planificación y la organización son dos conceptos complementarios. Muchos expertos en organización están de acuerdo en afirmar que simplemente no puedes tener una sin la otra. Como gerente, es importante comprender la relación entre planificación y organización, y luego implementar ambos conceptos en la rutina habitual de gestión.

Planificación

La planificación para un negocio es un proceso de tres pasos. En primer lugar, realizas una investigación acerca del tema en cuestión. Por ejemplo, si intentas establecer un plan promocional, investiga sobre el mercado que será tu objetivo. Luego, establece metas inteligentes (S.M.A.R.T. según siglas de los términos en inglés), específicas, cuantificables, posibles, relevantes y programadas, basadas en esa investigación. Por último, determina las acciones escalonadas que llevarás a cabo con el fin de lograr cada una de las metas que has establecido.

Organización

La organización para un negocio es el proceso de ordenamiento de las tareas o recursos, de manera tal que puedas concertarlos o utilizarlos de manera óptima. La organización apropiada facilita un entorno laboral eficiente e incrementa la posibilidad de que los empleados logren sus metas en el trabajo.

Relación entre ambas

Debido a la naturaleza de la planificación de los negocios, la capacidad de organizarlos de manera efectiva es de vital importancia. Cada paso del proceso de planificación se simplifica cuando se lo organiza de manera apropiada. Por ejemplo, organizar las tareas de investigación ayuda a llegar a conclusiones razonables con mayor rapidez. Cuando establezcas metas, organízalas en orden de importancia, y también clasifícalas según sean objetivos a corto o a largo plazo. El plan de acción final también debe tener con un orden lógico para ser efectivo.

Niveles diferentes

La planificación y la organización para un negocio ocurren en tres niveles diferentes. En el nivel operativo, realizas planes con respecto a las operaciones cotidianas del negocio. Cuando inicies un negocio, o comiences una nueva iniciativa comercial (por ejemplo un producto novedoso), crea un plan comercial general para determinar los pasos requeridos. La alta gerencia es la responsable de establecer un plan estratégico, el cual determina el sentido y la estrategia a largo plazo de la empresa. En todos los casos, la parte responsable debe desarrollar e implementar el plan de una manera organizada con el fin de asegurar su éxito.

Créditos de las fotos

  • BananaStock/BananaStock/Getty Images