La mejor manera de publicitar una pequeña empresa con bajo presupuesto

Escrito por Owen E. Richason IV | Traducido por Mariano Abrach

Las mejores publicidades y promociones de empresas pueden conseguirse a través de métodos de bajo presupuesto, tales como folletos, patrocinar un evento de caridad, referencias y notas de prensa. No importa qué métodos elijas como dueño de empresa, la clave es mantener la tasa de publicidad en marcha, y aprovechar las condiciones del mercado para promover su negocio. Por ejemplo, cuando la economía sufre una recesión, la comercialización de tu empresa como una que reduce los precios para satisfacer las necesidades del consumidor es muy eficaz.

Escribe sobre tu empresa y tu industria. Los dueños de empresas pueden sacar ventaja de publicaciones locales y las publicaciones comerciales necesitan contenido. Consulta las publicaciones locales, como periódicos pequeños, pequeños libros de cupones de compradores o guías, publicaciones comerciales y boletines de la asociación. También puedes escribir para los blogs que se centran en la industria de su negocio, y enviar notas de prensa a los periódicos locales. De acuerdo con Tom Egelhoff, escritor y especialista en marketing, a medida que te vuelves más publicado, el ​​reconocimiento de tu nombre y el dominio de la industria se elevará lo cual dará lugar a una mayor exposición para tu empresa.

Da una clase. Las municipalidades celebran todo tipo de clases para sus residentes, como ser clases de gimnasia, de música y "cómo hacer". Averigua si tu gobierno local celebra clases sobre propiedad de empresas, administración de empresas o cualquier cosa relacionada con prácticas de negocios. Pregunta cómo puedes dar una clase. Además, las cámaras de comercio a menudo celebran este tipo de clases de "cómo hacer"; investiga en tu cámara local para ver si puedes dar una clase.

Saca provecho de Internet. Aunque suene obvio, algunos empresarios no usan Internet para publicitar porque creen que sus anuncios se perderán en el mar de información. Usa la comercialización de pago por clic proporcionado por motores de búsqueda y sitios de redes sociales para promocionar tu empresa. De acuerdo a Entrepreneur.com, los anuncios de Facebook usan nueve filtros para orientar a clientes por tan poco como US$1 por día. Si no tienes tu propio sitio web, crea uno. El software de diseño de páginas web es cada vez menos costoso, y la mayoría ofrecen plantillas que no requieren conocimientos de programación o diseño. Como alternativa, los servicios de web hosting comúnmente ofrecen diseño y autopublicación de sitios web a bajo costo.

Utiliza anuncios impresos. En lugar de comprar un cuarto de página en un periódico de mercado grande, considera colocar pequeños anuncios en libros de cupones, guías de comprador y periódicos de poca circulación. Obtendrás mayor exposición siendo un pez más grande en un estanque más pequeño, en lugar de aparecer en un collage de docenas de anuncios en una publicación de mercado más grande.

Patrocina un evento. Busca eventos de caridad en tu zona, e investiga cómo ser un patrocinador en dicho evento. Obtendrás exposición a una audiencia mayor y más diversa, y estarás involucrándote en un servicio público ayudando a tu comunidad o una causa. Dunn and Bradstreet's, All Business.com recomienda este método debido a su impacto positivo en las relaciones públicas.

Imprime y distribuye folletos. El Small Business Owners Tool Kit (Kit de herramientas de Propietarios de Pequeños Negocios) sugiere imprimir folletos como una gran manera de promocionar por poco dinero. Deberían ser audaces y coloridos, e incluir una frase ingeniosa, una frase única que atrape. Por ejemplo, una tienda de reparación de transmisiones y radiadores podría promocionarse como "Radiadores Moe - el mejor lugar en la ciudad para echarse un chorro". La eficacia de los folletos está directamente relacionada con su rango de distribución; lo cual implica que cuanto más amplia sea la distribución de los folletos, más eficaces son. Contrata a un empleado a tiempo parcial para colocarlos en los automóviles, entregarlos en puertas y entregar a los recepcionistas de oficina.

Consejo

  • No te olvides de pedir a tus clientes que te refieran. Hazles saber que recibirán un descuento en su próxima compra o obtendrán un regalo con cada referencia.

Créditos de las fotos

  • mobile phone image by Vladimirs Koskins from Fotolia.com