La manera más barata de crear una empresa

Escrito por Devra Gartenstein | Traducido por Juan Orduna

La manera más barata de crear o incorporar una empresa es llevar a cabo el proceso tu mismo. La incorporación es simplemente crear una estructura de negocios, como una empresa individual o una sociedad. Una sociedad de responsabilidad limitada, o LLC, es una empresa sencilla que no requiere la contratación de un consejo de administración o la emisión de acciones. En muchos estados, sólo tienes que llenar el papeleo para registrar tu empresa como una LLC. Algunas compañías y sitios web recopilan la documentación por lo que no tienes ni siquiera para rastrear tu solicitud individual. Ellos te cobran un precio de US$50, al momento de esta publicación. Las solicitudes son gratuitas si deseas manejar el proceso tu mismo. Los únicos costos después son los derechos de incorporación que debes pagar a las agencias gubernamentales.

Elegir un tipo de Corporación

Antes de tomar la ruta más barata de incorporación y llenar los formularios tu mismo, decide qué estructura corporativa es mejor para tu negocio. La formación de una LLC es más simple que la formación de una corporación C o S. Pero ninguna de estas entidades requiere un abogado, compañía o agente que actúe en tu nombre para incorporar una empresa. Una LLC es la opción más sencilla ya que no requiere que formes un consejo de administración o celebres reuniones anuales. También ofrece ventajas fiscales, que permiten tratar a los beneficios empresariales como ingresos individuales sin tener que pagar los impuestos empresariales también. Del mismo modo, una corporación S permite que el dinero pase de la entidad a los propietarios individuales sin gravarlos por separado como ganancias corporativas. Sin embargo, si inicias una corporación S, tendrás que establecer un consejo de administración y celebrar reuniones anuales. Las corporaciones C son gravadas como entidades separadas y los accionistas también deben pagar impuestos individuales sobre el dinero que ganan sobre su propiedad de las acciones. Las corporaciones C son el tipo más común de corporación.

Derechos Estatales

Los derechos de incorporación varían de estado a estado. La cuota para la formación de una LLC a menudo difiere de la cuota por la formación de una corporación C o una S. En marzo de 2012, las cuotas para la formación de una sociedad C o S iba del rango de los US$120 en Arkansas a los US$380 en Massachusetts y Texas. Las tarifas para la formación de una LLC iban del rango de US$130 en Arkansas y Mississippi a los US$625 en Massachusetts. Los derechos de incorporación estatales son los mismos si presentas los documentos tu mismo o contratas a una empresa que lo haga por ti, aunque si contratas a un tercero, incurres en un costo extra por el servicio de presentación.

Artículos de Incorporación o estatutos

Para incorporar una empresa en cualquier tipo de forma jurídica, debes preparar y presentar los artículos de incorporación. Estos artículos incluyen los objetivos de tu empresa, así como la información de contacto de sus fundadores. Los detalles de los artículos de incorporación varían de estado a estado. Sin embargo, por lo general incluyen una declaración del propósito de la empresa (como el suministro de un producto o servicio), así como información sobre el número de acciones que se emitirán si la empresa es una corporación C o una S. La escritura de constitución también deben incluir disposiciones varias, como el período del año fiscal designado por la empresa y su política en cuanto a si sus acciones serán transferidas públicamente.

Las desventajas de la incorporación barata

Iniciar una empresa consiste en la toma de decisiones en el momento acerca de los trabajos que debes realizar tu mismo y cuales delegar. Por ejemplo, si eres dueño de un restaurante, puedes ahorrar dinero al lavar tus propios platos, pero probablemente podrías encontrar mejores usos para tu tiempo. Del mismo modo, podría ser más barato llevar a cabo tu propio proceso de incorporación, que pagarle a una empresa externa para cuidar de los detalles, pero probablemente podrías encontrar mejores cosas que hacer en tu tiempo. Haz un juicio sobre la base de qué tan cómodo te sientes manejando las tareas administrativas y si tienes otras tareas pendientes que se sientas que son más urgentes.

Créditos de las fotos

  • Felipe Dupouy/Lifesize/Getty Images