La importancia de los accionistas en las empresas

Escrito por Chirantan Basu | Traducido por Gabriela Nungaray

Los accionistas son los dueños de las empresas. Un negocio pequeño puede tener solo un accionista, el fundador, mientras que una compañía pública puede tener miles de accionistas individuales e institucionales, como las compañías de fondos mutuos, los fondos de pensiones y los de cobertura. Los accionistas tienen un papel importante en los aspectos de financiación, de operación, de gestión y control de una empresa.

Financiamiento

Una de las principales razones para salir a la bolsa es recaudar fondos de los inversores. A cambio, los fundadores de la empresa dan una parte de la propiedad a estos nuevos inversores. Las empresas privadas y las nuevas compañías también pueden obtener fondos a través de colocaciones privadas, que son las emisiones de acciones a un grupo selecto de individuos e instituciones. Los fundadores de una compañía de lanzamiento, incluidos los partidarios de capital de riesgo, también pueden proporcionar capital adicional a cambio de un mayor porcentaje de la propiedad. A diferencia de los inversores en bonos, los accionistas no reciben pagos periódicos de intereses ni reciben de vuelta su inversión original de la compañía.

Operaciones

Los accionistas juegan tanto roles directos como indirectos en las operaciones de una empresa. Ellos eligen a los directores que nombran y supervisan a oficiales de alto rango, entre ellos el director general y el director financiero. Ellos juegan un papel indirecto a través del mercado de valores. Los inversores se mantienen alejados de las empresas que no pueden cumplir con las expectativas de ganancias, pero invierten en acciones que constantemente superaran las expectativas. Por lo tanto, los gerentes de la empresa se ​​encuentran bajo presión constante para satisfacer y superar a proyecciones de ventas y ganancias. Las empresas que generan importantes flujos de efectivo, a menudo enfrentan a la presión de los accionistas para devolverles parte del dinero excedente, en forma de dividendos o recompras de acciones.

Gestión

Las empresas públicas suelen tener políticas formales gestión empresarial, tales como la composición y las funciones de las diferentes comisiones del Consejo, el papel del presidente, códigos de conducta y ética empresarial. Los consejos de administración responden a los accionistas, no a la administración. Las empresas públicas deben proporcionar información oportuna y completa a los accionistas. Los altos ejecutivos a menudo pasan unos días cada trimestre discutiendo las operaciones y las condiciones generales de negocios con los accionistas, analistas de mercado y los medios de negocios. El director general y el director financiero firman documentos financieros, lo que los convierte en responsables por errores y omisiones.

Control

Los accionistas suelen determinar quién controla una empresa pública. Una compañía muy extendida, en la que no hay un solo accionista mayoritario, es vulnerable a los intentos de adquisición hostil. Los accionistas pueden bloquear estos movimientos si están satisfechos con la gestión actual o si creen que el precio de la oferta es insuficiente. Los accionistas institucionales públicos podrán acudir a dirección de la empresa para considerar opciones estratégicas, como la venta de la empresa o la fusión con otra compañía.

Consideraciones

Las empresas públicas incurren en ciertos costos adicionales relacionados con los accionistas. Estos incluyen los gastos de comunicación de los inversores, los honorarios legales y otros relacionados con la divulgación de reglamentación y los costos de alojamiento la junta general anual, llamadas de conferencias trimestrales y otros eventos en relación con inversionistas.

Créditos de las fotos

  • Lennart Preiss/Getty Images News/Getty Images