La importancia de las acciones en una organización

Escrito por Gregory Hamel | Traducido por Eduardo Sanchez

Constantemente, los empresarios buscan formas de iniciar nuevos negocios en alguna industria específica, pero la idea de fondo de un negocio es producir dinero, y, para muchos, crear una inversión que pueda ser vendida y hacer ganancias. Las acciones forman un concepto importante en los negocios y finanzas, y describen el interés que tiene una persona sobre una propiedad para mantenerla.

Fundamentos de las acciones

Una acción equivale al valor de una propiedad, menos cualquier deuda relacionada con dicha propiedad. Por ejemplo, si el dueño un negocio pequeño decide comprar un nuevo equipo por US$40.000, pero pidió un préstamo de US$30.000 para hacer la compra, la acción total del movimiento habrá sido de US$10.000. De la misma manera, un arrendador con una propiedad valuada en US$400.000 tiene una hipoteca de US$300.000, su acción valdrá US$100.000.

Acciones de un dueño

Las acciones del dueño representan la cantidad total de acciones que el dueño tiene sobre su negocio. Es decir, si el propietario de un negocio pequeño posee acciones de US$100.000, pero también debe US$80.000, el valor total de sus acciones será de US$20.000. En las corporaciones controladas por accionistas, las acciones del dueño se conocen mejor por las acciones de un accionista. En esencia, la acción del dueño se refiere a la cantidad de dinero que le quedaría al dueño si decidiera traspasar su negocio completamente y pagarle a sus acreedores. Si las acciones del dueño crecen con el paso del tiempo, el dueño del negocio podrá vender dicha propiedad para hacer una ganancia.

Financiación de las acciones

Las acciones no solo determinan el valor de una compañía, sino que definen una expansión financiera. Financiar el crecimiento de un negocio al vender algunas acciones a otros inversores se conoce como "financiamiento de acciones". Cuando una compañía vende acciones a otros inversores, lo hace por dinero que le servirá para crecer su negocio. Financiar acciones es, para las compañías, una forma de acceder a grandes cantidades de dinero sin endeudarse.

Acciones negativas

Las acciones negativas describen un evento donde el valor de la propiedad de una persona vale menos que sus inversiones. Por ejemplo, si una persona compra un edificio por US$200.00 y consigue una hipoteca de US$180.000 para financiar la compra, y por alguna razón el valor del edificio desciende a US$160.000, el evento habrá tenido una acción negativa, ya que la hipoteca fue mayor al valor del edificio. Este tipo de negocios vienen, por lo general, relacionados con deudas, lo cual es lo contrario a una ganancia.

Créditos de las fotos

  • Visage/Stockbyte/Getty Images