La importancia de la ética en recursos humanos

Escrito por David Ingram | Traducido por Daniela Laura Arjones
Las prácticas de contratación estratégicas pueden recorrer un largo camino hacia el desarrollo de una fuerza de trabajo ético.

Las prácticas de contratación estratégicas pueden recorrer un largo camino hacia el desarrollo de una fuerza de trabajo ético.

Prestar atención a la ética empresarial es una parte importante de cualquier propietario de un negocio o trabajo del gerente. La función de recursos humanos se ocupa de una variedad de problemas éticos. Es el departamento que se ocupa directamente de las personas empleadas por la empresa. Los recursos humanos incluyen numerosos escollos éticos que pueden dañar la reputación de una empresa o la sostenibilidad financiera si no se manejan adecuadamente. Comprender la importancia de la ética en los recursos humanos es fundamental para cualquier dueño de negocio, ya sea en una empresa local o una multinacional.

Consideraciones legales

Las infracciones de la ética en los recursos humanos pueden llevar a las empresas en un mundo de problemas legales, en el ámbito civil y penal. Las infracciones de la ética en el departamento de recursos humanos son más propensos a ser denunciados por las víctimas ante la Agencia para el Mejoramiento del Comercio, la Comisión de Igualdad de Oportunidad en el Empleo o de otras agencias reguladoras que los cometidos en otras áreas, tales como el desarrollo de productos o contabilidad. Las empresas con programas de ética completas establecidas pueden evitar problemas costosos en relación con cuestiones hostiles de trabajo y el medio ambiente y la discriminación, lo que resulta en menores costos por litigios y acuerdos fuera de la corte.

Reputación de la empresa

En el mundo de los negocios, los problemas legales puede presentar retos adicionales para los empleadores, como agencias de noticias y organizaciones de vigilancia ética difundiendo la palabra acerca de las fechorías de las empresas. Cuestiones de discriminación, acoso sexual y políticas de empleo injustas pueden colocar a las empresas en la primera página para el consumidor, o publicaciones centradas en el negocio, dañando la reputación de la empresa entre los consumidores, los potenciales socios estratégicos y posibles futuros empleados. Ganar una reputación como empleador ético puede ayudar a atraer a los mejores talentos en tu industria de una zona más amplia, ya que los empleados tratan de encontrar las relaciones más beneficiosas de empleo que pueden. Lo contrario es cierto, además, si los solicitantes de empleo ven tu empresa como empleador no ético, los candidatos más cualificados, con experiencia, creativa y productiva es probable que pongan sus hojas de vida en otros lugares.

Lealtad del empleado

El tratamiento ético de los empleados puede cosechar su confianza a largo plazo y la lealtad, transmitiendo una serie de beneficios distintos a los empleadores. Empleados leales adquieren más experiencia de trabajo con sus empleadores, lo que les permite dominar los procesos de producción y entender más a fondo el funcionamiento interno de la empresa. Esto puede aumentar la productividad y la eficiencia de los empleados a través del tiempo, además de mantener los costos de reclutamiento y capacitación bajo control. Ventas de bienes de consumo pueden obtener ventajas comerciales de los empleados leales también. Los empleados leales a menudo actúan como defensores de los productos de una empresa, la compra de bienes de su empleador y la difusión de la publicidad boca a boca positiva a amigos, familiares y conocidos a través de los años.

Promoción de la ética

Una sólida reputación como empleador ético no sucede por sí solo. Los propietarios de negocios con conciencia ética inteligente ponen programas de ética integrales en lugar de mostrar un firme compromiso con la ética en todas las áreas de negocio, incluidos los recursos humanos. Agrega políticas de ética de RRHH respecto a la discriminación, acoso sexual y trato de los empleados y pon cada uno de sus gerentes y supervisores a través de programas de formación ética para asegurarse de que sean plenamente conscientes de tus expectativas. Lo más importante es predicar con el ejemplo en tu organización para crear una cultura de respeto mutuo y dignidad, donde la toma de decisiones éticas es valorada y recompensada.

Créditos de las fotos

  • smiling girls in meeting image by jimcox40 from Fotolia.com