La diferencia entre un entrenador atlético y un fisioterapeuta

Escrito por Aurelio Locsin | Traducido por Ana María Guevara

En la universidad, en los campos de futbol, en las canchas de voleibol o en los campos de juego de las escuelas primarias, los atletas se involucran en competencias y juegos que pueden dislocar un hombro o romper un tobillo. Tanto los entrenadores atléticos como los fisioterapeutas pueden tratar estas lesiones sin recurrir a una cirugía invasiva o costosa. Sin embargo, debido a las diferencias en su entrenamiento, sus áreas de enfoque varían, al igual que sus salarios.

Responsabilidades

Los entrenadores atléticos trabajan en campos deportivos evitando lesiones aplicando cinta y otros dispositivos protectores y discutiendo opciones con los entrenadores, los médicos de equipo o los directores atléticos. Cuando ocurre una lesión, a menudo están primero en la escena para administrar primeros auxilios o cuidados de emergencia. Después desarrollan y llevan a cabo programas de tratamiento para los lesionados. Los entrenadores atléticos, que son profesionales en el cuidado de la salud, no son lo mismo que los entrenadores, que son instructores de ejercicio. Los fisioterapeutas no se concentran sólo en lesiones deportivas, sino que lidian con un amplio rango de problemas de movimiento como artritis, condiciones de nacimiento y derrames cerebrales, así como lesiones atléticas como esguinces y torceduras. A menudo ven a los pacientes sólo después de que desarrollaron enfermedades o lesiones y usa un amplio rango de tratamientos, incluyendo terapia práctica y equipo.

Educación

El periodo de entrenamiento de un fisioterapeuta es más largo que el de los entrenadores atléticos. Un fisioterapeuta debe obtener primero un título, que le toma cuatro años de estudios de tiempo completo. Aunque el título no tiene que ser como fisioterapeuta, debe incluir cursos en anatomía, fisiología, biología y química. Los estudiantes deben después obtener un título de Doctor de Terapia Física, el que toma tres años. Muchos terapeutas completan programas de residencia después de graduarse, los que toman de nueve meses a tres años. Un entrenador atlético sólo necesita un título universitario, aunque muchos tienen másteres, los que toman dos años adicionales al programa universitario.

Salario

Los entrenadores atléticos ganan menos que los fisioterapeutas con un salario promedio de US$44.640 al año, según la Oficina de Estadísticas Laborales. El 10% de paga más alta recibió US$65.970 y los de salario más bajo ganaron menos de US$26.170 al año. La mayoría trabajaron en universidades y escuelas profesionales, donde los salarios medios fueron de US$44.560 al año. Los empleados mejores pagados trabajaban en compañías de arte, con un promedio de US$56.790 al año. Los fisioterapeutas tuvieron un promedio anual de US$79.830, estando los salarios más bajos por debajo de US$54.710 al año y los más altos por encima de US$110.670 al año. La mayoría trabajan en oficinas de otros practicantes de salud, incluyendo a facilidades de fisioterapeutas, ganando un promedio de US$78.120 anualmente. Sus mejores salarios fueron como administradores, científicos y servicios de asesoría técnica, con un promedio anual de US$91.020.

Panorama

Los fisioterapeutas disfrutarán de un crecimiento de empleo más rápido que los entrenadores atléticos, con una predicción de aumento del 39% del 2010 al 2020, según la Oficina de Estadísticas Laborales. El aumento esperado para los entrenadores atléticos es del 30%. Sin embargo, ambas tasas son mayores que el 14% previsto para todos los trabajos en todas las profesiones. La población envejecida del "baby boom" estará alimentando la demanda de fisioterapeutas, los que serán más activos de las generaciones previas de personas mayores y como consecuencia tendrán más lesiones relacionadas con el movimiento que requerirán atención de un terapeuta. Para los entrenadores, el aumento surgirá del aumento de la conciencia sobre las lesiones deportivas a una joven edad, aumentando su empleo en escuelas y ligas juveniles.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Comstock/Getty Images