La diferencia entre los asientos de ajuste y los correccion de asientos en la contabilidad

Escrito por Kevin Johnston | Traducido por Nicolás Altomonte

La contabilidad para una pequeña empresa debe ser muy clara. En el caso de una auditoría, el auditor tiene que ser capaz de seguir las transacciones claramente para entenderlas. Es por esto que los contadores hacen asientos de ajuste y corrección de errores por separado. De hecho, la práctica estándar es no hacer estos dos tipos de asientos al mismo tiempo. Comprender las diferencias te ayudará a mantener tus libros en orden.

Asientos de ajuste

Los asientos de ajuste son necesarios para artículos tales como salarios, gastos vencidos, gastos de impuesto sobre la renta, ingresos por intereses e ingresos no facturados. Este tipo de entrada ajusta la contabilidad para reflejar cuando se recibe un gasto o un ingreso en comparación con cuando ocurrió. Por ejemplo, asume que los salarios de tu negocio se incurren durante todo el mes, pero no son pagos hasta el primer día del próximo mes. A principios del próximo mes, el monto de salario pagado sería ingresado, y acreditado al mes anterior. Este es un ajuste, no un error.

Correcciones de errores

Haz correcciones por errores matemáticos, decimales mal colocados, negativos que deberían haber sido positivos, y viceversa. Estos errores dejan a tus débitos fuera de equilibrio con tus créditos, y deben corregirse para que las dos columnas coincidan. No puedes hacer correcciones sólo para hacer que los débitos coinciden con los créditos matemáticamente. Tienes que ser capaz de soportar las correcciones con documentación o explicaciones razonables. También puedes hacer correcciones por entradas inadvertidamente omitidas.

Reducción al mínimo de los asientos de ajuste

Puedes hacer un menor número de asientos de ajuste realizando el pago de tus gastos en el mes en que se incurren. Esto evitará tener que entrar en el próximo mes y ajustar el pago para que refleje el mes correcto. Igualmente tendrás que ajustar elementos tales como retrasos en los pagos que vienen mucho tiempo después del mes en que debieron abonarse. También puedes minimizar los asientos de ajuste si equilibras tus libros mensualmente. Esto tomará a los ajustes cerca del mes donde en que aplican. Un equilibrio anual requiere muchos más ajustes porque la necesidad de hacerlos tiende a pasar desapercibida.

Cuentas de caja

No hagas a asientos de ajuste en las cuentas de caja. Debes hacer los ajustes a estas cuentas al reconciliar los estados de cuenta bancarios. Esto permite una documentación clara, como el estado de cuenta bancario, para justificar el cambio en la cuenta de caja. Puedes realizar entradas de corrección de errores en las cuentas de efectivo. Estas deben ser cuidadosamente documentadas, y los motivos de la corrección deben quedar claros. El efectivo es un área que los auditores vigilan estrechamente.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/BananaStock/Getty Images