Juegos para incentivar a los empleados

Escrito por Betsy Gallup | Traducido por Mila Guevarian

Las empresas invierten en juegos de incentivos para elevar la moral de los empleados, promover su adhesión a las políticas de la empresa, aumentar la productividad, reducir los reemplazos y fomentar el espíritu de equipo. Estas actividades lúdicas utilizan la competitividad, la gratificación inmediata o la promesa de recompensas a largo plazo para impulsar a los empleados hacia la excelencia. Cada empresa tendrá que determinar qué es lo más importante para sus empleados para poder sacar partido de ello.

Por puro placer

A través de algún juego incentivador, como, por ejemplo, adivinar el número de caramelos de goma que hay en un tarro, se pueden destinar los fondos a una o dos recompensas especiales, que pueden consistir en tiempo libre, ropa de empresa o tarjetas de regalos con sumas de dinero importantes. Se debe recompensar al empleado que más se acerque a la cifra real. Otros juegos de adivinanzas, por ejemplo, con dibujos, que no estén basados en el rendimiento serán de utilidad para elevar la moral de los empleados y para animarlos a interactuar. Otra de las ventajas de este tipo de actividades es que proporcionan un momento de descanso divertido que servirá para aliviar el estrés provocado por los constantes plazos de entrega o las horas extraordinarias obligatorias.

Incentivos ganados

Puedes poner en marcha un juego de bingo continuado para reforzar las políticas de tu empresa. Distribuye cartones de juego a todos los empleados y comunícales que podrán ir ganando las fichas presentando a tiempo sus trabajos, cumpliendo los objetivos de producción predeterminados o manteniendo limpias sus zonas individuales de trabajo. Cuando hayan completado sus cartones de juego, podrán elegir uno de una serie de premios, como tarjetas de combustible, almuerzos con el equipo directivo o entradas para eventos deportivos. Cuanto mejor sean los premios, mayor será la participación de los empleados.

Juegos electrónicos

También puedes utilizar los juegos en la red como un incentivo por cumplir las metas de producción. Cada semana, un empleado que no haya perdido el tiempo, que haya alcanzado los objetivos de rendimiento diarios o que haya completado algún ejercicio de trabajo en equipo ganará una determinada cantidad de tiempo. Este tiempo será utilizado para acumular puntos en los juegos. A continuación, estos puntos podrán ser canjeados por recompensas, como tiempo libre, vacaciones, joyas, accesorios para el escritorio o tarjetas de regalo. Estos juegos electrónicos incentivadores se pueden encontrar a través de una serie de proveedores que disponen de la tecnología necesaria para rastrear e informar de los puntos conseguidos, al mismo tiempo que proporcionan a los directores la forma de cargar el tiempo ganado o el dinero virtual en el juego.

Esfuerzo en equipo

Para promover el espíritu de equipo, puedes emplear la clásica caza del tesoro. Esta búsqueda puede servir para divulgar tanto la historia como los procedimientos de la empresa presentando pistas relativas a personas, productos o eventos clave. Establece un horario para el juego con el fin de la cantidad de interrupciones en la actividad laboral. Premia al equipo ganador con otras actividades de grupo, como, por ejemplo, una fiesta con pizza o helados.

Créditos de las fotos

  • Creatas/Creatas/Getty Images