Juegos para fomentar el espíritu de grupo en el trabajo

Escrito por Chris MacKechnie | Traducido por Andrea Galdames

Las empresas trabajan más eficazmente cuando los empleados se llevan bien y aprecian las contribuciones de cada individuo. Los roles individuales, las descripciones de puestos y barreras departamentales pueden producir una cultura donde los empleados no respetan la contribución de cada persona, causando fisuras que afectan la productividad. Los ejercicios de formación de equipos están diseñados para demostrar cómo las habilidades de cada individuo y sus fortalezas se pueden combinar para lograr un objetivo común de una manera divertida e interesante.

El huevo ascendente

En el ejercicio del huevo ascendente, un equipo debe diseñar un caso para proteger un huevo que cae de una escalera de 8 pies (2 mt). Los equipos se dotan cada uno con herramientas idénticas, tales como tubos de toallas de papel, sorbetes para beber, cinta adhesiva. Los miembros del equipo deben diseñar una funda protectora y desarrollar una campaña publicitaria para su nuevo invento. Los jueces consideran la estética del diseño, la creatividad de la campaña publicitaria y el éxito del enfoque de protección del huevo. Incluso si se rompe el huevo, el equipo podría ganar si las otras dos áreas eran magistrales.

Polígono de ciegos

En trabajo de equipo a un grupo de 10 a 30 empleados se les dice que se alineen hombro con hombro con los ojos vendados. El facilitador anuncia que en algún lugar cercano hay una herramienta que deben encontrar. Aconséjales moverse lentamente para evitar lesiones y para comunicarse a través de lo que cada uno pueda oír. Coloca una cuerda larga cerca. Cuando encuentren la cuerda, diles que usen la cuerda para trazar un cuadrado perfecto. Al final del ejercicio, cada miembro debe aferrarse a la cuerda. Filma el ejercicio y observen qué táctica funcionó y discutan lo que podría haber simplificado el ejercicio.

El juego de la pelota y la alcantarilla

El juego de la pelota y la alcantarilla es un reto divertido y emocionante que obliga a los equipos a comunicarse y pensar estratégicamente. A cada miembro del equipo se le entrega una longitud de medio tubo o canaleta de alcantarilla. La mitad del grupo tiene los ojos vendados. El objetivo del juego es maniobrar una canica a través de una carrera de obstáculos, en última instancia depositándola en la canaleta sin tocarla. Cada canaleta debe estar en manos de un miembro del equipo con los ojos vendados, quien es guiado por los otros participantes. Realiza el curso tan simple o tan complejo como desees. Los equipos experimentados pueden disfrutar de un recorrido que los llevará por las escaleras, alrededor de los árboles y debajo de las mesas. Para los equipos nuevos, considera quitar las vendas de los ojos y hacer el curso más complejo.

Créditos de las fotos