Instalaciones de almacenamiento como un negocio

Escrito por Dennis Hartman | Traducido por Priscila Caminer

Comenzar una pequeña empresa empieza con una idea para un producto o servicio que los consumidores están dispuestos a comprar. Una de las cosas más abstractas que la gente necesita es espacio, lo cual es provisto por instalaciones de almacenamiento que cobran un canon. Pero comenzar una instalación de almacenamiento empresarial no está exenta de problemas, incluso si obedecen a una necesidad universal que nunca pasa de moda.

Tipos

Una pequeña empresa de instalación de almacenamiento puede tomar varias formas diferentes. Algunas instalaciones ofrecen almacenamiento público en armarios relativamente pequeños en las que los clientes almacenan bienes personales, ya que no tienen espacio en su hogar. Otras instalaciones se asemejan a los almacenes y ofrecen áreas de gran tamaño de almacenamiento para empresas y particulares que tienen artículos de gran tamaño para almacenar, tales como inventarios de mercancías, maquinaria industrial, barcos y automóviles. Otro tipo de instalaciones de almacenamiento ofrece un almacenamiento especializado. Por ejemplo, las instalaciones pueden almacenar especímenes médicos, documentos de archivo y artefactos.

Requisitos

Uno de los requisitos clave para la instalación de un almacenamiento está en la obtención de un gran espacio para albergar unidades de almacenamiento o construir una nueva instalación. La construcción de una nueva instalación de almacenamiento es costosa, especialmente si tu empresa tiene la intención de ofrecer características especiales de seguridad o almacenamiento de clima controlado. Esto probablemente signifique pedir dinero prestado hasta que puedas atraer a los clientes y empezar a cobrar las cuotas de almacenamiento. Los requisitos respecto al personal de una empresa de instalación de almacenamiento son relativamente menores, los trabajadores incluyen a representantes de atención al cliente, personal de marketing, y mantenimiento y personal de seguridad para mantener la instalación limpia y segura.

Doing Business

El plan de negocios de una instalación de almacenamiento depende, en gran parte, del tipo de clientes que trata de atraer y de los servicios especializados que ofrezca. Por ejemplo, una instalación de almacenamiento público probablemente tenga que anunciarse a los nuevos residentes de la zona y los inquilinos locales, una página web de búsqueda de apartamentos o una revista de bienes raíces serían lugares ideales. Mientras tanto, una instalación especializada en un almacenamiento de clima controlado puede comercializarse por sí mismo a las universidades locales, sociedades históricas y museos. El número de clientes potenciales en el área debe determinar la magnitud de la inversión para la instalación del almacenamiento. Los propietarios también deben determinar si van a ofrecer servicios de envío o seguro.

Consideraciones

Las empresas de instalaciones de almacenamiento tienden a cambiar con otros factores de la economía. Por ejemplo, los problemas económicos de los museos pueden vender o prestar los artefactos a otras organizaciones cuando no pueden darse el lujo de exhibirlos o almacenarlos, reduciendo la demanda de instalaciones de almacenamiento especiales. En el caso de almacenamientos públicos, el mercado de la vivienda es un indicador preciso. Cuando las personas están construyendo nuevas casas y se mudan a casas más grandes debido a los bajos tipos de interés hipotecarios, tienen menos necesidad de adquirir instalaciones de almacenamiento. Sin embargo, cuando las personas se desplazan a hogares más pequeños o abandonan la vivienda de alquiler, como puede suceder durante una recesión, las instalaciones de almacenamiento tienen mayores tasas de ocupación. Estas tendencias guían a los propietarios de las instalaciones de almacenamiento a medida que planean esfuerzos de expansión y marketing.

Créditos de las fotos

  • Thinkstock/Comstock/Getty Images