Indicadores de rotación de efectivo

Escrito por Bryan Keythman | Traducido por Pau Epel

La tasa de rotación de efectivo de una compañía mide cuántas veces por año se renueva el saldo de caja con los ingresos por ventas. Una alta tasa de rotación de efectivo es generalmente mejor que una baja. El análisis de la rotación de efectivo puede ayudarte a determinar qué tan eficiente es el flujo de caja de tu pequeño negocio, pero hay algunos inconvenientes con este indicador, que pueden presentar una imagen inexacta.

Fórmula de la tasa de rotación de efectivo

La tasa de rotación de efectivo equivale a los ingresos por ventas generados durante un año, divididos por el efectivo promedio y equivalentes durante el mismo año. Los equivalentes son inversiones a corto plazo, como bonos del Tesoro, que pueden convertirse rápidamente a efectivo. El balance de efectivo promedio y equivalentes equivale a la cantidad a comienzos de año más la cantidad al final del año, divididas por dos.

Ejemplo de cálculo

Asume que tu pequeña empresa generó $100,000 en ventas durante el año, tuvo $15,000 en efectivo y equivalentes a comienzos del año y tuvo $20,000 en efectivo y equivalentes al final del año. Tu efectivo y equivalentes promedio sería $20,000 más $15,000 dividido por dos, lo que equivale a $17,500. Tu tasa de rotación de efectivo sería $100,000 dividido por $17,500, que equivale a 5.7. Esto significa que se repone el saldo de efectivo 5.7 veces al año.

Variación

Una variación de la tasa de rotación de efectivo mide cuántos días toma a un negocio reponer su balance de efectivo. Esta variación equivale a 365 dividido por la tasa de rotación de efectivo. Un bajo resultado es generalmente mejor que uno alto. Por ejemplo, si la tasa de rotación de efectivo de tu pequeña empresa es de 5.7, repones tu balance de efectivo cada 64 días, porque 365 dividido por 5.7 es igual a 64.

Interpretación

La idea de una rotación de efectivo adecuada varía de acuerdo al negocio. Comparar tu tasa en el tiempo puede ayudarte a determinar qué tan eficiente fue tu manejo del efectivo respecto a otros períodos contables. Si tu tasa aumenta, tu rotación de efectivo por año fue mayor, y tomó menos días para reponerse. La rotación frecuente de efectivo conforma generalmente un mejor uso de tu dinero, que dejarlo inactivo, ya que el dinero sin utilizar genera unos retornos demasiado bajos.

Consideraciones

La tasa de rotación de efectivo funciona mejor si todas o casi todas tus ventas están en efectivo. Si vendes a crédito, la rotación puede indicar que podrías reponer tu efectivo más frecuentemente de lo que en realidad lo haces. Asimismo, una tasa de rotación de efectivo demasiado alta puede significar que tienes un bajo balance de efectivo, lo que sugiere problemas financieros. Por ejemplo, si tienes $100 en efectivo promedio y equivalentes y $100,000 en ventas, tu tasa sería de 1,000, pero casi no tendrías efectivo.

Créditos de las fotos

  • Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images