Ideas creativas de marketing hechas por ti

Escrito por Kristie Lorette | Traducido por Franco Castro

Ya sea que tu presupuesto de marketing es mínimo o que deseas gastar tu presupuesto de marketing más eficazmente, podrías considerar la posibilidad de tomar proyectos de varias campañas por tu cuenta. El marketing no tiene por qué ser anuncios a toda página brillante en el último número de la revista de mayor venta o una ranura comercial de 30 segundos en una red de afiliados en el horario estelar. El marketing es una ocurrencia del día a día que te involucra a ti y tu equipo en la presentación de tu marca a todo aquel que quiera escuchar. Está en cualquier actividad o acción que atrae a un potencial cliente para abrir la puerta de su establecimiento y caminar para explorar.

Siembra el mercado. Una forma relativamente barata para comercializar tu propio producto o servicio es ofrecerlo gratis para ciertas personas estratégicas que, a su vez, corran la voz de tus méritos. Envía muestras gratuitas a los periodistas, bloggers populares, aficionados, profesionales y compradores al por menor. Ofrece un artículo gratuito en las escuelas, iglesias y organizaciones de caridad a cambio de una mención gratuita de las personas afiliadas a los grupos.

Ponte en contacto con los sitios web que ofrecen ofertas locales o ventas de publicidad. Para la mayoría de estos sitios, la oferta es válida sólo si un cierto número de personas participan. Normalmente, el sitio recoge los pagos, emite el cupón a los clientes y te envía un cheque (menos la comisión).

Involucra tu negocio en la comunidad local. Patrocina un equipo juvenil y logra que tu nombre de la empresa esté en los uniformes. Asiste a los juegos para repartir muestras y cupones. Presta atención a los esfuerzos de los ciudadanos, y dale premios y regalos a los héroes locales y a los que hayan logrado algo especial. Escribe un comunicado de prensa acerca de tu premio y ofrece entrevistas a la prensa local.

Crea un grupo para tu negocio en las redes sociales. Actualiza tu estado con frecuencia. Utiliza el sitio para promover tu negocio, anuncia el lanzamiento de un nuevo producto, anuncia ventas y cupones de oferta. Invita a tus clientes a unirse a tu grupo y aliéntalos a invitar a sus amigos para obtener cupones de remisión o descuentos.

Desarrolla una presencia de calidad en línea. Tu sitio web debe ser profesional y dinámico. Actualiza el sitio con frecuencia para reflejar promociones, lanzamientos de nuevos productos y ventas. El sitio no debe estar demasiado cargado ni demasiado simple, pero debe ofrecer la información necesaria acerca de tu historia, los objetivos y la visión. Debes ofrecer una información completa acerca de tus productos y servicios, incluso si no contienes una tienda en línea. Junto con un sitio web, crea un blog como una herramienta de marketing en línea. Aquí puedes actualizar a los clientes con la frecuencia que desees de una manera personal, simple. Escribe artículos sobre tu área de especialización y ofrece asesoramiento a los clientes que tengan preguntas. También puedes utilizar tu blog y el sitio web a los vínculos comerciales con otras empresas. Ponte en contacto con empresas de tu zona con las que no estés en competencia directa, pero que tengan objetivos similares. Por ejemplo, una empresa de suministros de cocina puede comerciar con un mercado especializado en alimentos. Está de acuerdo en publicar su anuncio en tu sitio si esa empresa hace lo mismo para ti.

Créditos de las fotos