Habilidades organizativas en el lugar de trabajo

Escrito por Rick Suttle | Traducido por Rafael Ernesto Díaz

Junto con las habilidades comunicativas e informáticas, la organizativa es una de las más importantes habilidades laborales transferibles que un trabajador puede poseer. Las empresas necesitan trabajadores que puedan estar organizados y centrarse en los proyectos disponibles. No obstante, los directivos de la empresa también deben organizar el trabajo de sus empleados. La capacidad de organización en el lugar de trabajo puede incluir organización general, planificación, gestión del tiempo, programación, coordinación de los recursos y el cumplimiento de plazos.

Habilidades de organización general

Los empleados en el lugar de trabajo debe tener habilidades generales de organización, las que les permitan determinar los materiales que necesitan, cómo organizar sus archivos y con quién contactarse para obtener información específica. Los directivos que trabajan con los empleados, a menudo organizan el trabajo de ellos para mantenerlos ocupados, especialmente aquellos que requieren mucha dirección, como los oficinistas o los trabajadores contratados.

Planificación

La planificación es una habilidad necesaria en el lugar de trabajo, y es particularmente importante, ya que la persona avanza en papeles de más supervisión o gestión. La mayoría del trabajo gira en torno a ciertos proyectos que deberán completarse en un período específico de tiempo. Generalmente, los proyectos se dividen en muchas tareas diferentes, y los trabajadores deben planificar sus tareas de antemano para llevar el proyecto a buen término. Una persona también puede planificar a futuro en caso de que aparezcan ciertos problemas que pudieran retrasar el proyecto.

Programación

Programación implica la asignación de un período de tiempo para tareas específicas o carga laboral, y luego, la asignación de tareas a ciertos empleados. Por ejemplo, los pequeños restaurantes y empresas al por menor deben ser capaces de programar la cantidad apropiada de trabajadores en diferentes días en función de las horas de mayor actividad. Es importante tener en cuenta al programar las horas pico, de acuerdo con el artículo "Las siete mejores prácticas para la programación de los empleados" en HR Directory, una referencia en línea de recursos humanos. Los gerentes también deben programar las fechas para las tareas específicas del proyecto a ser completado. Muchos gerentes de pequeñas empresas utilizan organizadores para estar al tanto de sus tareas.

Coordinación de los recursos

La coordinación de recursos es otra importante habilidad de organización en el lugar de trabajo. Los gerentes deben saber coordinar tanto los recursos internos como los externos. Por ejemplo, un gerente de comercialización, a menudo contrata a una agencia de investigación de mercados para realizar encuestas, tabular los resultados y entregar los cuadros de datos. Posteriormente, el gerente de comercialización analiza los datos, escribe el informe y lo imprime o envía por correo electrónico a la gerencia superior para completar el proyecto. Los gerentes también deben saber cómo utilizar los recursos internos. Por ejemplo, un gerente que tiene una factura de una cuenta morosa de un proveedor tendrá que ver las cuentas por pagar para resolver el problema.

Cumplimiento de plazos y administración del tiempo

Una de las habilidades organizativas más importantes es la capacidad de cumplir con los plazos y usar el tiempo sabiamente. Por lo general, se necesita un poco de experiencia antes de que un administrador pueda asignar correctamente las tareas, asignar recursos y terminar un proyecto a tiempo. Cumplir con los plazos requiere habilidades para el manejo del tiempo, lo cual es una importante habilidad organizativa en sí. Los administradores que siempre cumplen con los plazos tienen la capacidad de priorizar las tareas, de delegar y ser productivos, de acuerdo con Reference for Business.

Créditos de las fotos

  • business woman. businesswoman. image by Kurhan from Fotolia.com