Fórmula para calcular la rotación de empleados

Escrito por W D Adkins | Traducido por Laura Gonzalez

Todas las empresas con empleados experimentan al menos algún grado de rotación de personal. La rotación es un problema por el cual los gerentes deben preocuparse, porque reemplazar empleados separados cuesta dinero; para reemplazar un empleado perdido, debes reclutar candidatos, realizar entrevistas e invertir en la capacitación y orientación. Eso significa que una alta tasa de rotación reduce los beneficios. Dicho de otra forma, las empresas que mantienen esta tasa baja en comparación con los promedios de la industria pueden ganar una ventaja de costos respecto a sus competidores con tasas de rotación altas.

Descripción

La rotación de empleados es básicamente una medida simple. Es el número de empleados que debes reemplazar por renuncias u otras separaciones durante un período de tiempo determinado. La rotación de empleados se expresa habitualmente como la tasa de rotación de empleados, es decir, como el porcentaje de los empleados que se van. Un intervalo de tiempo común para medirlo es un mes. Sin embargo, a una empresa pequeña podría resultarle más útil un marco de tiempo más largo, como un trimestre o un año, ya que puede tomar más tiempo que los números se vuelvan lo suficientemente grandes como para mostrar patrones significativos. No hay una tasa absoluta de rotación de empleados que sea alta o baja. Estas varían según la industria. Por ejemplo, a partir de 2010 el promedio de 10 años de la tasa de rotación empleados en el sector del comercio minorista fue del 34,7 por ciento, mientras que en la educación era sólo del 13,2 por ciento. Para encontrar información sobre la rotación de empleados para tu industria, consulta revistas comerciales de la industria o las estadísticas de la Oficina de Estadísticas Laborales de los Estados Unidos.

Costos

Sustituir empleados perdidos puede ser caro. Debes localizar y examinar a los posibles nuevos empleados, realizar entrevistas y verificar referencias y papeles de trabajo. Una vez que un candidato es seleccionado y contratado, debe ser capacitado y orientado en el empleo y las políticas internas y procedimientos comerciales. Te enfrentas a la perspectiva de una menor productividad hasta que el nuevo empleado se familiarice completamente con sus funciones.

Rotación general

Para calcular la rotación de empleados, determina el promedio de empleados durante el período de medición. Suma el número de empleados al inicio del período al número del final. Divídelo por dos para determinar el número medio de empleados, y luego divide el número de empleados separados durante el período por el número medio de empleados para encontrar la tasa de rotación. Expresado como una fórmula, el cálculo sería: R = S/((B + E)/ 2), donde R es la tasa de rotación, S es el número de empleados separados y B y E representan el tamaño inicial y final de tu fuerza de trabajo. Por ejemplo, si tienes 75 empleados al inicio del período y 85 al final, tu número medio de empleados es de 80. Si 16 empleados se fueron, eso es 16/80 o 0,20 (multiplícalo por 100 para expresar la cifra como un 20 por ciento).

Rotación de nuevos empleados

La rotación general de personal sólo te dirá si tu volumen es alto o bajo para tu industria. También es útil observar determinados grupos de empleados. Por ejemplo, calcula el número de empleados que se van a menos de un año después de haber sido contratados como un porcentaje sobre la rotación total de empleados. Supón que 30 empleados se marchan durante el período de medición. Una docena de estos empleados han estado contigo durante menos de un año. Divide 12 por 30 y multiplica el resultado por 100 para obtener el porcentaje de nuevos empleados que se fueron, que en este ejemplo es de 40 por ciento. Si eso es una cifra elevada para tu industria, podría ser un indicio de posibles problemas de retención de nuevos empleados, tales como la falta de orientación y formación adecuadas.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Comstock/Getty Images